SÍGUENOS EN:


LOS GUAJOLOTES SALVAJES: Una apuesta que acerca al público a las salas teatrales



Por Kerim Martínez/ Actualmente MejorTeatro, Morris Gilbert y Claudio Carrera tienen en cartelera Los Guajolotes Salvajes (Vanya and Sonia and Masha and Spike) del dramaturgo estadounidense Christopher Durang. Se trata de una comedia ácida que se estrenó en Nueva Jersey en 2012 y ese mismo año se produjo la versión Off-Broadway, para saltar en 2013 a los escenarios de Broadway con figuras de la talla de Sigourney Weaver, David Hyde, Kristine Nielsen y Billy Magnussen. Entre los múltiples premios que recibió se encuentran el codiciado Tony (mejor obra del año), el Drama Desk Award (obra destacada) y el premio del Círculo de Críticos de Nueva York.

A partir del humor negro, el autor ofrece su crítica fatalista de la vida parodiando a personajes emblemáticos de la obra del dramaturgo ruso Antón Chéjov (Las tres hermanas, El tío Vanya). Estos entes tristones e insatisfechos sostenían largas conversaciones sobre lo terrible que resultaba la existencia humana y la complejidad de las relaciones familiares. A partir de establecer cierta distancia, Durang convierte hábilmente temas serios en algo divertido e incluso absurdo, sitúa a personajes del teatro clásico en un contexto contemporáneo.

Vanya (dramaturgo homosexual) y Sonia (la adoptada e incómoda) viven en Cholula en una casa grande pero descuidada. Llevan muchos años sin trabajar (no les interesa porque su hermana Masha los mantiene) inmersos en la monotonía del día a día. Una tarde, Masha (actriz glamourosa y egocéntrica muy cercana a la tercera edad) decide visitarlos con el pretexto de invitarlos a una fiesta de disfraces para pasar juntos un rato ameno. Ella va acompañada de su amante Kael, un actor veinteañero con poco cerebro que disfruta de enseñar su cuerpo y ser alabado por sus atributos físicos. Una vecina de nombre Nina (Irina) irrumpe la escena atraída por el escultural cuerpo de Kael y más tarde por su fanatismo hacia Masha; logra colarse como invitada en la fiesta y en las sucesivas dinámicas de la familia disfuncional, a pesar de que la famosa actriz la detesta por su juventud. Cassandra además de ser la señora de la limpieza de la casa, es una pitonisa (de ahí su nombre que hace homenaje a los clásicos griegos) que intenta advertir a sus patrones sobre las verdaderas intenciones de Masha en la casa.

Aunque en la obra existen muchas referencias que sólo los amantes del teatro pueden conocer, el texto pasa fácilmente al espectador gracias a la traducción y adaptación de María René Prudencio, quien hábilmente tropicaliza la historia para acercarnos a estos personajes sin que importe que estén inspirados en otros más. Los diálogos fluyen y si no se recurre al programa de mano (donde tristemente el crédito de Prudencio es diminuto e ilegible por el tamaño de la letra) se puede pensar que se trata de una comedia mexicana actual.

El mejor ejemplo ocurre en la escena donde Sonia (Raquel Garza) sorprende con su caracterización para la fiesta de disfraces. Ella transforma por completo su personalidad (mujer desolada y gris) y se convierte en un personaje emblemático de la cultura popular, Catalina Creel, mujer perversa y sin escrúpulos que asesinaba a diestra y siniestra en la telenovela Cuna de Lobos La adaptadora se apropia de varios parlamentos melodramáticos de Carlos Olmos que en los años ochenta fueron dichos por María Rubio, para prestárselos a Raquel Garza en un momento en que su personaje goza al opacar a su hermana Masha, interpretada por Margarita Gralia. Cabe decir, que la actriz de origen argentino destaca desde su primera aparición, literalmente sale a comerse la escena, busca hacerse notar en todo momento y reacciona con la coherencia que pide su personaje. El público llega a creer que sí es una diva insoportable que sólo piensa en ella y que no le importa ni el presente ni el futuro de sus hermanos.

Enrique Singer (Sola en la oscuridad) dirige a un reparto de estrellas entonándolos en farsa. La obra lo permite por tratarse de un género, tanto en televisión como en teatro comercial, que el público de nuestro país aplaude por su cercanía a la caricatura y su capacidad distractora. Constantemente coloca a sus actores al centro del escenario y totalmente de frente al público para hacer gala del histrionismo de su elenco; en ciertas transiciones los actores entran y salen por distintas puertas sin encontrarse, como en las comedias de enredo del siglo pasado, seguramente con la finalidad de complacer al público.

La escenografía de Emilio Zurita nos muestra la fachada y un patio tan descuidado como los personajes que lo habitan y que piden a gritos unos cuantos arreglitos (en su interior y exterior). Como detalle, una de las salidas laterales quedó muy estrecha y algunos de los actores chocan y se notan incómodos cada vez que la utilizan.

El diseño de vestuario de Adriana Pérez Solís va acorde a las personalidades de los caracteres e incluso llega a ser funcional (como los calzoncillos de Kael con relleno en los gluteos para disimular la caja del micrófono).

Los guajolotes salvajes retrata personajes que no están conformes con su vida (¿quién sí lo está?) pero a través del enredo y la crítica mordaz de su autor. En esta adaptación para México todo es más sencillo y digerible con la intención de acercar a nuevos espectadores a las salas teatrales y descubrir que no todo el arte dramático es tan complejo e incomprensible. Aquí, las gaviotas rusas se transforman en guajolotes pintorescos para convencer al público de que el teatro debe ser accesible y amoroso para todos.

La obra se presenta de viernes a domingo en el Teatro López Tarso del Centro Cultural San Ángel Inn, consulta horarios, precios y descuentos, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








-->

Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT







Sigue a
Cartelera de Teatro en: