aqui

Cartelera de Teatro, con información de Arantxa Castillo / Luego del segundo cierre de los teatros en el mes de diciembre debido al aumento de contagios por Covid-19, el viernes pasado las autoridades de la Ciudad de México anunciaron la reapertura de los teatros con un aforo máximo del 20%. Tras casi tres meses de espera, los recintos capitalinos podrán operar bajo estas condiciones que muchos productores consideran poco favorables en términos económicos, sin embargo, aún así decidirán abrir sus espacios escénicos.

Al respecto, Morris Gilbert, director de Mejor Teatro, puntualiza que si bien un aforo como el que plantea el gobierno local no le permitirá abrir todas sus obras, ya está considerando volver al menos con una de sus producciones. “Es muy difícil para nosotros poder cubrir los gastos mínimos de una temporada con ese aforo, entiendo que esta decisión viene de razones epidemiológicas. Si las autoridades determinaron este aforo por algo será, evidentemente es sumamente bajo, nadie puede pretender que el teatro funcione con el 20%. Del viernes para acá, he tenido la oportunidad de reflexionar, no vamos abrir con todas nuestras obras, porque es absolutamente imposible, pero a lo mejor si alguna, estamos haciendo las cuentas, midiendo gastos para que por lo menos alguno de nuestros teatros ya esté en funcionamiento, para mantener la esperanza entre nuestros actores, nuestra gente, nuestros técnicos, que te podrás imaginar como están de desesperados por trabajar”, dijo para Cartelera de Teatro.

Por su parte, Alejandro Gou, en entrevista, nos comentó que él fue -por parte de un grupo de productores- el encargado de negociar con las autoridades, específicamente con Alfonso Suárez del Real, secretario de Gobierno de la Ciudad de México, y con Vanessa Bohórquez, secretaria de Cultura local, quienes se portaron muy bien. A raíz de la conferencia de prensa del pasado 15 de febrero, se acordó con el gobierno que los teatros podrían reabrir la última semana de marzo o la primera de abril al 30% de aforo, por ello consideró que abrir antes de lo pactado a un 20% “es una buena noticia, porque se adelantó lo que nos habían dicho. Obviamente ese 20% a muchos productores no nos sirve ahorita”, sin embargo, acotó, hay producciones como Blindness que estrenará en el Teatro de los Insurgentes, que, por su formato, podrá meter 100 personas por función. En este sentido, expresó su agradecimiento con el gobierno de la CDMX por adelantar la apertura y consideró que a partir de lo hablado con las autoridades para la última semana de marzo o la primera de abril el aforo podrá aumentar al 30% mínimo y agregó que puede haber sorpresas y que para esa fecha se alcance un 40 o 50 por ciento de aforo.

Sobre el retorno de sus producciones, Alejandro Gou nos contó que regresará el 16 de abril con Hoy no me puedo levantar, tomando como punto de partida el acuerdo verbal al que se llegó con el gobierno de la Ciudad.

Por su parte, el productor Sergio Gabriel señaló que la reapertura de los teatros es una buena noticia para la industria del entretenimiento que ha sufrido demasiado con la pandemia, pues “por algo se tiene que empezar”. En este sentido, dijo, “es muy difícil la situación que estamos viviendo, no nosotros, sino todo el mundo. Claro que me gustaría volver con todas mis obras y aforos más grandes, pero también sé que es poco a poco, ningún reestreno está de la noche a la mañana, estoy contento de que las pláticas con las autoridades hayan tenido avances, ellos se comprometieron a dejarnos abrir con poco aforo”.

El productor de Dos más dos expresó  su deseo de regresar con sus obras, pero consideró que con el 20% no le es posible regresar, “tenemos que esperar que el semáforo cambie, pero es una gran avance para toda la industria del entretenimiento que con la pandemia se ha visto muy afectada. Lo necesita la gente, la economía y la cultura que es parte fundamental de la educación“.

En el sector de los teatros independientes la noticia también fue vista como positiva, si bien no resuelve la terrible situación que atraviesan lo teatros. Boris Shoemann, director del Teatro La Capilla explicó que está consciente de que un aforo tan limitado no arregla la precariedad del gremio, por lo que continuará con su programación virtual y con funciones híbridas si las compañías lo deciden, pues entiende la decisión de cada productor al arriesgarse con este aforo.

“Obviamente esto no resuelve la terrible situación que estamos viviendo a nivel económico y entiendo que muchos productores decidan no entrar de esta manera, porque efectivamente abrir el teatro es muy caro. Mi postura es la de abrir según los deseos de los grupos que estoy programando, abriré o la dejaré solo en streaming, en este sentido los artistas son libres de plantearse la manera de presentarse al público y el Teatro La Capilla está a su disposición para brindar toda la seguridad para los espectadores y artistas que estarán ahí”, destacó Shoemann.

Por su parte, Jessica Sandoval, directora de Un Teatro, comentó que abrir su recinto le hace mucha ilusión, pues el segundo cierre de los teatros fue devastador. La también bailarina y coreógrafa asegura que no ha sido fácil, ni cree que lo sea en los próximos meses, pero está comprometida a volver a abrir su espacio dedicado al arte escénico alternativo. “El segundo cierre fue como un jaque mate después de tantos meses de resistencia, porque había cero fondos económicos, fue un golpe tremendo, esto arrasó con el ánimo. De principio es una muy buena noticia volver, la gente se siente bien viniendo al teatro, la gente necesita de este tipo de expresiones. Me parece positivo el hecho de abrir”.

“Creo que nos tocará adaptarnos para montar espectáculos que permitan abrir con el 20%, somos creadores y nos toca apostar por estas propuestas. Necesitaremos mucha colaboración y empatía para poder reconstruirnos”.

Del mismo modo, Itari Marta, directora del Foro Shakespeare, aseguró que esta es la etapa más difícil para el foro desde que inició la pandemia, pues señaló que aunque los teatros puedan reabrir al 20%, el déficit económico generado durante la contingencia sanitaria es tan grave que ha considerado el tomar acciones más radicales para la supervivencia del espacio e incluso se planteado la posibilidad de cerrar este recinto.

La también actriz y directora explicó las dificultades de una reapertura después del prolongado cierre y agregó que incluso el foro había pensado en no abrir, pero debido al interés de algunos productores interesados en dar funciones presenciales lo harán: “Los espacios independientes traemos un déficit que no tienes una idea, para recuperarnos, no va ser suficiente el 20% y no solo eso, no creo que ni abrir al 100% en este momento sea costeable, porque no necesariamente la gente va asistir y tampoco todos los productores van a querer montar sus puestas en escena. Para los espacios independientes que no contamos con alguna subvención y tampoco tenemos la solvencia económica de productores más grandes, es arrastrar una carga económica muy pesada […] estamos en la etapa más difícil de supervivencia y es probable que tengamos que tomar acciones más radicales para sobrevivir”.

Por último, David Olguín del Teatro El Milagro  señaló que tampoco está contento con el aforo, sin embargo en un afán de seguir luchando por lo presencial, apostará por la reapertura del recinto ubicado en la colonia Juárez. “En efecto es un porcentaje muy bajo, sobre todo pensando en que estábamos al 20%, cuando tu miras el cuidado que tienen los teatros y ves por el contrario que otro tipo de negocios no tienen el mismo cuidado y tienen aforos mucho mayores. Entiendo que ciertamente lo primero es cuidar a nuestro público y de quienes trabajan en nuestro espacio, pero es muy absurdo bajar del 30% al 20% es una diferencia significativa, de por sí para los grandes productores teatrales ya era muy complicado, para nosotros que tenemos espacios pequeños es complicado, pero tenemos que hacerlo, tenemos que mantener la llama del teatro presencial. Empezamos de inmediato este jueves, retomamos actividades normal y a full“.

Pese al aforo reducido, la resiliencia por salir adelante, mantiene a los productores convencidos de que apostar por la reapertura en estas condiciones, aunque no sea negocio, es importante para reactivar la industria.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.