aqui

Esperando a Godot inició temporada este miércoles 18 de marzo en el Foro la Gruta del Centro Cultural Helénico, cuyo montaje se encuentra a cargo de la compañía El Coro de los Otros, bajo la dirección de José Caballero. La obra es una de las puestas escénicas más importantes de mitad del siglo XX del teatro del absurdo.

Durante entrevista con Conaculta, Caballero señaló que la obra, original del dramaturgo irlandés Samuel Beckett, al ser ampliamente conocida genera grandes retos y riesgos, pues es imperativo estar a la altura del texto, así como entenderlo y transmitir su significado al público.

La trama gira en torno a Vladimir y Estragón, quienes esperan a un tercer personaje. Mientras lo hacen, entran a escena Pozzo y Lucky, personajes que reflejan en sus palabras y acciones un siniestro universo carente de tiempo o de referencia.

Junto a un árbol que surge del asfalto ubicado en una plataforma inclinada, los histriones tratan de mostrarnos el sinsentido de la vida: permanecer en una indecisión eterna cuestionándose si se debe permanecer en un lugar, en una situación o en una relación.

“Creo que cuestiona el sentido de la vida y hace una especie de hipersíntesis del transcurrir de la existencia de los seres humanos en la cual se reflejan las distintas posibilidades de relación desde el amor y la amistad hasta las relaciones de poder y la lucha de clases”, afirmó el director.

La obra trata de mostrarnos la vida desde una perspectiva cruda y desagradable, transportándonos a la risa a través del recurso del terror.

“No es una risa simple, directa o pura, tiene que ver con reírnos de nuestra propia condición, de las cuestiones que nos limitan, nos angustian o nos duelen”, subrayó el creador escénico.

En este proyecto participan los noveles actores José Antonio Becerril, Alejandro Toledo, Luis Arturo García y Patricia Yáñez. Para llevarlo a las tablas se decidió que la mejor forma de comprender el texto, era partiendo de la forma de ser típica de los jóvenes que habitan las calles de la ciudad de México.

“Esto brindó a la obra una nueva dimensión y sentido porque esta parte del sentido de la existencia que puede verse a través de unos personajes descritos como ancianos, es algo que uno se puede explicar desde los jóvenes que no tienen un hogar en esta ciudad”, puntualizó.

José Caballero añadió que Beckett tiene idicaciones muy estrictas en la obra, entre ellas el tipo de movimiento de los intérpretes y los elementos en escena, por lo cual considera fundamental seguir sus especificaciones al pie de la letra, dejando de lado cualquier tipo de adaptación.

El montaje será presentado hasta el 13 de mayo, y dará funciones los miércoles en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.