SÍGUENOS EN:


EL PEQUEÑO SALVAJE: La caricia de las palabras



El pequeño salvaje2Por Enrique Saavedra/ Pío es un niño que pertenece a una especie en peligro de extinción: la de los niños que cargan en su mochila con uno o más libros para leerlos por placer. Y, además, posee la virtud de compartir el universo de sus lecturas con sus amigos y, por si fuera poco, aplicar más de uno de los planteamientos de los autores que lee, para provecho de su vida personal y de su entorno. Precisamente para evitar la extinción de seres como Pío, su historia se cuenta sobre el escenario.

Así como ha recurrido a textos clásicos de la dramaturgia universal, como El rey se muere de Ionesco y Llama un inspector de Priestley, también la compañía La Máquina de Teatro ha recurrido a la riqueza de la narrativa para trocarla en espectáculo teatral, como ha sido el caso reciente del cuento La mujer que mató a los peces de Clarice Lispector y el relato La hora del diablo de Fernando Pessoa. Ahora continúan su exploración a partir de El barón rampante de Italo Calvino, Tarzán de los monos de Edgar Rice Burroughs y Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra, los cuales se conjugan en esta delicada obra.

Bajo la dramaturgia, dirección y espacio escénico de Clarissa Malheiros y Juliana Faesler, El pequeño salvaje es una obra que atrae lo mismo a niños y adultos que descubren –o constatan– lo fascinante que resulta el acto de leer un libro, con todas las posibilidades de vida que puede develar. Pío sigue los pasos de los protagonistas de las tres novelas mencionadas y decide rebelarse a lo establecido y mudarse al bosque a vivir de todo y con todo lo que allí habita. Sin antagonistas y con muchos donantes, este pequeño héroe aprende –y nos hace intentar aprenderlo– a conciliar la convivencia entre sociedad y naturaleza.

Para contar esta sencilla historia, Malheiros y Faesler echan mano de los recursos físicos y coreográficos que caracterizan su trabajo. En esta ocasión la vitalidad de su montaje se vierte por completo en beneficio de la palabra: no del texto dramático, sino de la vastedad de mundos imaginarios y reales que surgen de los títulos que son aludidos durante la obra, en la cual también hay un bello y sencillo mensaje sobre la admiración y preservación de la naturaleza. El tono oscuro e irónico contenido en otros montajes de la compañía, cede ante la luz y el encanto que de principio a fin ofrecen los personajes –incluido el mismísimo Don Quijote– y las situaciones que encabeza Pío.

El trabajo de las creadoras escénicas está plenamente respaldado por la música de Liliana Felipe, la coreografía de Marisol Cal y Mayor, el vestuario de Elisheba Manhes, así como los dibujos de Patricia Henríquez y los títeres de Toztli Abril de Dios. Todos esos elementos se disfrutan tanto como las actuaciones de Roldán Ramírez, Sol Sánchez, Alaide Ibarra y Antonio Peña, quienes dotan de ternura y encanto al mundo salvaje que visitan.

Consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT







Sigue a
Cartelera de Teatro en: