SÍGUENOS EN:


ÉXTASIS MEDEA: Una oportunidad para visitar los mitos griegos



Por Luis Santillán/ Medea es un personaje de la mitología griega que participa en una serie de incidentes donde Jason está involucrado, a partir del encuentro que tiene con él, en la Cólquida, se vuelven pareja y juntos deben huir hasta establecerse en Corinto. El personaje de Medea, en la obra de Eurípides -motivado por los corintios-, se establece como la mujer capaz de matar a sus hijos en un acto de venganza.

Ximena Escalante es una dramaturga que en varios textos ha explorado el universo mitológico griego, ha ahondado en personajes como Fedra, Andrómaca, Electra, Tiresias; ahora emprende un recorrido que -en sus palabras- concretará en tres textos, siendo el primero: Éxtasis Medea.

En Éxtasis Medea dos mujeres tienen un encuentro: Medea visita a Creúsa llevando una maleta y un pequeño regalo; esta dinámica no aparece en el texto de Eurípides, de hecho, hay pocas referencias escénicas en torno a la hija de Creon (o Creonte).

Escalante construye un momento de intimidad, quizá imposible por las circunstancias del momento, eso le sirve a la autora para establecer un discurso sobre la maternidad en voz de Medea (para quienes conocen el texto griego podrán hallar un elemento de contraste interesante entre la Medea de Eurípides que desprecia la maternidad y la Medea de Escalante que la abraza).

Ella ha sido relegada por Jason, quien en un convenio político, se casará con la hija del gobernante de Corinto; éste -conocedor del peligro que implica Medea, le ha desterrado, pero antes de partir, confrontará a la joven amante por medio de discusiones que expondrán sus puntos de vista.

Escalante propone que Medea, de manera amigable, lleve un regalo en la mano y que el fatídico presente de bodas del mito permanezca guardado en la maleta, el desarrollo del texto pretende ser una estratagema concertada desde la venganza.

Creúsa al estar ante Medea, sabe que está ante el peligro, aun así, la curiosidad, la vanidad, la ingenuidad, le permiten mantener el encuentro; la interacción entre ambas es un constante cambio de equilibrio, de poder; se pretende que una se reconozca en la otra.

Medea es interpretada por Carolina Politi; Creúsa por Ximena González Rubio. La Medea de Politi tiene un ritmo lento, constante, podría interpretarse como la postura felina en cacería, donde la sutiliza, lo sigiloso es la herramienta para capturar a la presa; hay un monoritmo en la entonación que quizás es una propuesta de dirección para mostrar un personaje cansado. González trabaja con un ritmo más ágil, emplea más elementos expresivos para marcar las fases por las que atraviesa Creúsa, logra un distanciamiento con el cual, se puede interpretar, establece la diferencia entre ella y Medea.

Eloise Kazan hace el diseño de vestuario. Su propuesta destaca porque vuelve concretas las ideas de Escalante, logra que al solo ver a los personajes se pueda prefigurar qué las constituye, cuáles son sus características generales.

Los materiales elegidos crean un mundo de distancia entre ellas, propone para Creúsa un vestido ligero, el que permite exponer la juventud, la ingenuidad, la maldad, lo erótico, el capricho de quien será la nueva esposa; acentúa lo sensual, la elección de la tela ayuda a la ligereza de personalidad, los tonos y color sirven para ubicarla en la “norma” del mundo al que pertenece. Para Medea propone algo más rígido, más terrenal, macabro, aquello que muestra a una mujer marcada por la desventura, aquella que nunca abandona su espíritu guerrero. El material expone lo “extranjero” del personaje; el color, la fama que posee. Un ejemplo claro de lo contundente de la propuesta de Kazan es la elección de calzado, ahí está la síntesis de cada una.

Itzhel Razo está a cargo del movimiento coreográfico. Su propuesta tiene contrastes, pasa del movimiento mínimo, el básico de una conversación, a otros donde la fuerza interna de cada personaje se traduce en contacto entre ellas. La aportación que hace Razo permite que haya acciones donde lo erótico transpira en la confrontación (las peleas, los contactos corporales), donde lo primitivo impera sobre la lógica verbal (las mordidas, el sangrado, el acecho de una hacia otra), cada entidad expone mucho de lo que es gracias a la línea que determina el movimiento (la rigidez de Medea, las reacciones corporales de Creúsa).

Escalante quiere provocar en el público una mirada distinta hacia la famosa filicida (finalmente Medea es más recordada por la muerte de sus hijos que por todo lo que hizo en pro de Jason), pero el personaje todo el tiempo tiene la sombra de esa acción; verbalmente lo niega, la forma en que la percibe Creúsa lo necesita; es decir, el planteamiento pretende darle la vuelta a lo establecido por Eurípides, sin embargo, esta cimentada en aquello que quiere revolucionar.

La escena que genera gran expectación es cuando Medea le enseña los cuchillos que lleva en la maleta (uno de ellos se puede ver a detalle en el programa de mano), la reacción de Creúsa rompe la imagen previa del personaje, aquella que parecía distante, distinguida, ahora es seducida por el riego, la muerte, el poder que emana con un instrumento así, este cambio en Creúsa es muy importante porque expone la cercanía de las mujeres a partir de fuerzas vitales; este bloque bien puede ser el centro de la relación eros/thanos que parece querer abordar la directora.

La dirección cede espacio a la palabra, hay exposición de visión de mundo, de conceptos, los personajes confrontan un punto de vista. Sin embargo, cuando la confrontación de dos mundos en posible colisión podría generar mayor fuerza en la acción, la literatura impera.

Éxtasis Medea es una oportunidad para imaginar el encuentro de dos entidades que nunca podrían estar juntas, es un momento para escuchar la importancia sobre la maternidad, tema que acompaña a Medea de manera irrenunciable, una oportunidad para visitar los mitos griegos.

La obra se presenta hasta el 10 de septiembre en el Foro Lucerna del Teatro Milán, consulta horarios y precios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


BANNER4_ALT