SÍGUENOS EN:


ESCAPE ROOM: Crudas revelaciones al calor de la diversión y el juego



Por Alegría Martínez/ Resolver un misterio, a través de juegos mentales que abran candados, cerraduras, o cajas, que otorguen mapas, cifras, combinaciones, frases, o arrojen resultados para evitar una catástrofe o salvar la vida, y salir de una habitación en 60 minutos, es parte del atractivo que propone un escape room, pasatiempo al que actualmente acuden grupos de jóvenes en busca de adrenalina colectiva.

Joel Joan, quien también dirige, y Héctor Claramunt, son los autores de la obra Escape Room, en la que una noche de diversión y acertijos, empuja a cuatro personajes al límite de su actitud ante la vida, la lealtad, su pareja, su profesión, su postura política y la imagen que se han forjado de sí para sobrevivir en una sociedad en constante pugna.

La verdad que cada personaje oculta surge, paradójicamente, en una habitación creada para el entretenimiento, donde se ponen a prueba: paciencia, inteligencia, capacidad de resolución bajo presión, trabajo en equipo y comunicación, entre otras habilidades.

Los personajes de esta obra son dos parejas: Lalo un hombre simpático y bonachón y Marina, una feminista y “chaira” declarada, quienes se encuentran al comienzo de su relación y se reunirán por primera vez con los amigos de él: Ray, un cineasta de escaso éxito, y Vicky, una actriz que sólo ha actuado en las cintas de su galán.

El supuesto plan de conocerse y divertirse en un escape room, ubicado en la colonia Doctores, en cuyos alrededores fue degollado un hombre recientemente, aporta el toque de tensión que los personajes cargan antes de entrar al juego, que, según avance, pondrá en evidencia las obsesiones de cada uno, los hará caer en contradicciones, enojos, reclamos, conductas hostiles y confesiones forzadas ante un público que ríe y festeja el desenmascaramiento del cuarteto.

Adaptada acertadamente al entorno, la situación y el lenguaje mexicanos por Enrique Arce, esta comedia atrae en su mayoría a espectadores que desean ver sobre el escenario a un elenco compuesto por actrices y actores que se han dedicado a trabajar mayormente en programas televisivos, series y en cine, como Faisy, -Omar Pérez Reyes- que hace el papel de Lalo, Juan Martín Jáuregui, que interpreta al cineasta Ray, Alejandra Barros que representa a Vicky, y Paly Duval que interpreta a Marina.

Las características de estos personajes tipo, quedan expuestas desde el primer momento en que se conocen, antes de entrar a la habitación cerrada, donde la coqueta Vicky ve con recelo y sorna a Marina, amante del lenguaje inclusivo y la actual política de izquierda, mientras el presuntuoso Ray, alude constantemente a su trabajo cinematográfico y a la honestidad que mantiene con su pareja. Por su parte, Lalo, que parece el más inocente, busca la comunicación entre todos y el buen curso del juego, al que les da la bienvenida, desde una pantalla, un hombre con acento alemán.

Emilio Zurita adapta una atractiva escenografía, que al inicio consta de un callejón grafiteado detrás de un gran bote de basura, y más tarde muestra una vieja habitación en la que destacan el reloj digital de luz roja que no deja de marcar el paso del tiempo, una mesa industrial con el maniquí sangrante de un hombre desmembrado, la reproducción de un torso humano con cinturón de castidad que muestra los órganos internos del ser humano, una extraña tabla periódica, una vitrina misteriosa y decenas de objetos que atraen y repelen a un tiempo, como les ocurre a los protagonistas, inmersos en el juego que se torna en una ruta de autoconocimiento compartido.

El texto de Joel Joan y Héctor Claramunt, quienes también son autores de guiones para series televisivas, hace crecer la tensión y el suspenso entre unos personajes que se despojan de sus caretas a medida que el juego se complica mientras el tiempo avanza.

Lo divertido estriba en el debate abierto sobre el feminismo, la inclusión, el amor de pareja, la ideología política, la rivalidad entre opuestos, la mentira, los principios, la necesidad de romper estereotipos, por más de avanzada, o retrógrados que éstos parezcan y en observar cómo tantos los hombres como las mujeres de esta obra se ven obligados paulatinamente a enfrentarse a sí ante los otros y a revelar secretos que cambiarán el curso de su relación y de su vida, asuntos que no habrían descubierto en otra circunstancia, mientras por otra parte, el personaje presente en el monitor, encontrará también su destino a partir de una verdad que hubiera preferido no escuchar.

Es así como Escape Room juega un sorpresivo, aleccionador y divertido revés a los personajes que más allá de una diversión que involucra habilidad mental y resistencia, detona la sorpresiva reacción humana ante estímulos que rompen los cerrojos internos autoimpuestos para ocultar al verdadero yo frente a otros, y ante el público que acompaña con expresiones espontáneas a las dos parejas.

Cuenta con Alex Lavallén, como director asociado, Isa Amuchástegui, en la asistente de dirección, Francisco Escárcega y Priscila Alba en la producción ejecutiva, María Vergara en el diseño de iluminación, Miguel Jiménez en el diseño de audio, Adriana Pérez Solís en el diseño de vestuario y Jorge Medrano al frente del video.

La obra se presenta de viernes a domingo, hasta el 26 de noviembre, el Nuevo Teatro Libanés, consulta horarios, precios y descuentos, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Un comentario sobre “ESCAPE ROOM: Crudas revelaciones al calor de la diversión y el juego

  1. Me encanta la narración de Alegría Martínez.
    Antoja al lector a ver la obra.
    Claro que asistiré y les diré si es tan buena, como lo describe la experta en Teatro. Felicidades.

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


BANNER4_ALT