aqui

Arthur Miller nació en 1915 en Nueva York, desde que escribió su primera obra en 1936, a los 21 años, prácticamente no dejó de escribir en 7 décadas. Fue autor de 38 obras de teatro, el éxito definitivo lo alcanza en 1949 con Muerte de un viajante, por la obra recibió un premio Pulitzer, tres premios Tony y el premio de Críticos Teatrales de Nueva York el cual anteriormente había ganado con Todos eran mis hijos en 1947.

Como todo personaje que alcanzó la fama, el gran dramaturgo estadounidense Arthur Miller tiene aspectos en su vida que tal vez no conocías, algunos de ellos controvertidos. Aquí te contamos algunas claves para entender al autor de Todos eran mis hijos.

Un segundo lugar insuperable. Se considera como el segundo dramaturgo de lengua inglesa cuyas obras se montan más en el mundo. Sí, adivinaron, el primero es, evidentemente William Shakespeare.

La cacería de brujas. Entre 1950 y 1957 en los Estados Unidos se desató el macartismo, también conocido como la “caza de brujas”. El senador republicano Joseph McCarthy en el 50 denunció una “conspiración comunista” en el mismísimo Departamento de Estado. Esto, en el contexto de la Guerra Fría, significó un éxito para el repulbicano. A partir de ahí se dedicó a realizar una serie de procesos basados en acusaciones infundadas y procedimientos ilegales, dirigidos en contra personas sospechosas de simpatizar con el comunismo. Esto tuvo un gran impacto en los círculos artísticos e intelectuales, entre los perseguidos estuvo Arthur Miller, quien siempre se negó a dar nombres o delatar a otras personas. De hecho, en Las brujas de Salem el autor hace una alegoría del macartismo.

El autor frente a las cámaras. En 1947, el autor realizó un cameo para la cinta El justiciero del director cinematográfico Elia Kazán (La muerte de un viajante, Un tranvía llamado deseo, ¡Viva Zapata!, Al este del paraíso), quien era su gran amigo.

Una amistad rota. La amistad con Kazán finalizó precisamente por la persecución que, bajo el macartismo, ambos sufrieron. A diferencia de Miller, que a pesar de ser citado a comparecer ante el Comité de Actividades Antiestadounidenses nunca reveló nombres, el cineasta decidió dar nombres de comunistas dentro de su gremio. A partir de esto, Arthur Miller nunca volvió a hablar con quien fuera su amigo.

El escritor se casó tres veces. La primera de ellas en 1940 con Mary Grace Slattery, su novia del colegio, en 1956 se divorcian. Ese mismo año se casa con Marilyn Monroe, con quien estuvo casado hasta 1961. Finalmente, en 1962 contrajo matrimonio con Inge Morath, con la que permaneció unido hasta que ella muere en 2002.

Arthur y Marilyn. Como una especie de presagio sobre su relación, el día de su boda civil sucedió un accidente de tránsito. El coche de unos periodistas que perseguían a la pareja salió del camino y se impactó con un árbol. Como resultado, una reportera murió.

Su descendencia. Arthur Miller tuvo cuatro hijos: Jane y Robert con Mary Slattery; Rebeca y Daniel, con Inge Morath. Daniel nació con síndrome de Down y se dice que el autor decidió que fuera internado en una institución pública. Miller nunca hablaba de él y solamente lo incluyó en su testamento recibiendo una parte igual que sus hermanos de la herencia. Rebecca es escritora, actriz y guionista, y está casada con el reconocido actor Daniel Day-Lewis.

Por Óscar Ramírez Maldonado, Fotos: Luis Quiroz y Wikipedia

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.