SÍGUENOS EN:


INDECENTE: El teatro continuamente asido a la esperanza



Por Alegría Martínez/ Dos mujeres que se aman en la Europa de 1900 son los personajes centrales de la primera obra escrita en yiddish por el dramaturgo judío, Sholem Asch, en 1907. El texto dramático que logró ponerse en escena contra el rechazo y la censura de su comunidad, en su natal Varsovia, y posteriormente en Estados Unidos y Londres, son punto de partida para la dramaturga estadounidense Paula Vogel, autora de la obra Indecente, a la que dota de aconteceres en torno al texto judío y al goce que para artistas y público genera el arte teatral, continuamente asido a la esperanza.

Notas provenientes de violín, acordeón y clarinete, dan la bienvenida a espectadores que desde su butaca observarán lo que ocurre al frente y detrás del telón de un teatro del siglo XX. Mediante una ficción, vinculada a la realidad, que deja al descubierto prostitución, sexo, lesbianismo y profanación de un rollo de la Torá, por parte de algunos integrantes de una comunidad que se pronuncian tajantemente en contra.

La obra escrita por la dramaturga estadounidense, Paula Vogel, reconocida en 1998 con el premio Pulitzer, utiliza el recurso de teatro dentro del teatro a través del que expone la problemática planteada por la obra titulada “El Dios de la venganza”, apegada a sucesos, considerados reprobables, que han sido encubiertos, al tiempo en que muestra el drástico cambio de ruta que viven algunos integrantes de la compañía que la interpreta, con lo que realiza un enfático contraste y un análisis de la involución social.

La presentación al público de los actores y los distintos papeles que representarán en la obra escrita por Sholem, dentro y fuera del escenario, interesa al espectador desde el inicio, en ambos lados de la existencia.

La obra de Sholem en la que se basa Vogel, exhibe la deleznable doble moral de aquellos miembros de la comunidad judía que rompen sus normas mientras las enarbolan y a la vez plantea la vulnerabilidad a la que han estado expuestos durante siglos, que los lleva a enfrentar los ataques desde la unidad.

Si bien, la crítica que se desprende de la obra escrita tanto por Sholem como por Vogel, parte de la hipocresía de algunas personas de la colectividad mencionada, ambos textos dramáticos señalan de manera amplia y contundente, que las religiones del mundo cuentan en toda la sociedad, con creyentes dispuestos a traicionar a su Dios a cambio de una robusta situación económica o de un falso prestigio, sujetos a una moral que juzga sin piedad a los demás, incluso cuando quienes sentencian cometen los mismos actos que aquellos a los acusan.

Los desafíos del dramaturgo Sholem Asch al escribir en colaboración con su mujer su primera obra, los acontecimientos en la comunidad judía, le censura y la persecución, parte de la trayectoria del famoso actor Rudolph Schildkraut austriaco (1862-1930), que encabeza la compañía, así como los obstáculos que se yerguen ante el amor de las dos mujeres, además de los avatares de cada noche durante la función, nutren poderosamente el texto de Indecente.

La puesta en escena, bajo la dirección de Cristian Magaloni, realiza un sensible y revelador recorrido por los múltiples conflictos que plantea el texto, al tiempo en que genera el poderoso imán energético que sólo puede emitir el teatro.

Leo Soqui, (acordeón), Cecilia Becerra, (violín), y Rodrigo Garibay (clarinete), crean desde el escenario un ambiente sonoro que transporta con suavidad a la época, envuelve y destaca la incesante acción de un montaje que ante todo expresa la vitalidad, la capacidad de avance frente los obstáculos, el goce, y la necesidad intrínseca de no rendirse, siempre presente entre quienes conforman un grupo o una compañía teatral.

El diseño escenográfico de Emilio Zurita, -también autor de la iluminación-, ubica un escenario angular, sobrepuesto al del Teatro Helénico, donde se aprecia el mobiliario de un sótano convertido en teatro, que al inicio muestra una serie de puertas en penumbra, suscitadoras de expectativas sobre lo que ahí sucedió y podrá ocurrir, para presentar más tarde el espacio de reunión donde Asch da a conocer su obra.

Posteriormente, mediante el movimiento de elementos sencillos, como un telón, un fragmento de barandal, un pódium y reflectores, entre otros, el espacio transporta al espectador de manera intermitente, tanto al escenario, como a la parte posterior, donde los personajes se diluyen por segundos para dar paso libre a la actriz o al actor que les dan vida.

El elenco conformado por Alberto Lomnitz, Elizabeth Guindi, Ana Guzmán Quintero, Majo Pérez, Roberto Beck, Jorge Lan y Federico Di Lorenzo, se enfrenta al desafío de interpretar más de un personaje. En algunos casos como el de Lomnitz que representa al dueño del burdel y al famoso actor, se trata de perfiles totalmente opuestos y en otros, como el de Ana y Majo, son más en número aún, lo que hace que el espectador necesite concentrarse en los ligeros cambios de cada uno. No obstante, la historia y la dualidad que se multiplica, avanzan a buen ritmo.

Renacimiento y muerte, emociones y tonos que resaltan la consistencia líquida y contradictoria de la vida, de frente al estallido de la Segunda Guerra Mundial, liberan enfáticamente la esperanza, bajo un acto final, tal vez relacionado con el mikveh, que sin cumplir completamente las reglas, rompe barreras y purifica.

Indecente realizada estética, sonora y actoralmente con esmero y respeto al cúmulo de significados que emite la obra de Vogel, sin olvidar el humor y el gozo, muestra la capacidad de Cristian Magaloni para dirigir un montaje de mayores dimensiones en muchos sentidos.

La obra se presenta de jueves a domingo hasta el 2 de octubre en el Teatro Helénico, consulta horarios, precios y descuentos, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: