SÍGUENOS EN:


YO SOY CHAVELA: Homenaje escénico a la artista idolatrada



 Por Alegría Martínez/ Desde la etapa amarga de su infancia solitaria, en la que trepaba árboles y perseguía a la luna, pasando por la huida de su natal Costa Rica, sus trabajos para sobrevivir, su vida en México, su amistad con Diego Rivera, Frida Kahlo y José Alfredo Jiménez, su alcoholismo y su “renacimiento” en España, la vida de Isabel Vargas Lizano es llevada al escenario a través de la obra Yo soy Chavela, protagonizada por la actriz y cantante Laura Cortés.

Escrita por Raúl Serrano, bajo su dirección y con su producción, la puesta en escena se presenta en El Círculo Teatral que dirigen Víctor Carpinteiro y Alberto Estrella, espacio abierto a su nueva vida el pasado mes de julio, tras el cierre y la posterior demolición de este imprescindible foro que fuera inaugurado en 2004 con la inolvidable obra titulada El deseo, escrita por Víctor Hugo Rascón Banda, y protagonizada por Ofelia Medina y Carpinteiro.

La actriz y cantante Laura Cortés, quien ha participado en obras musicales como El Hombre de la Mancha, Los Miserables, Violinista en el tejado, Chicago, Rent y Dulce Caridad, entre muchas más, interpreta a la cantante nacida en San Joaquín de Flores, Costa Rica, en 1919.

Sobre el nuevo escenario semi descubierto de El Círculo Teatral, Laura Cortés comparte con el público los distintos y dramáticos episodios vividos por la cantante que en 1966 fuera nominada como actriz revelación por su actuación en la cinta La soldadera, al lado de Silvia Pinal, bajo la dirección de José Bolaños.

Acompañada en escena por Saúl Domínguez en la guitarra y por Adrián Juárez en las percusiones y el cante, Laura Cortés comparte con la audiencia una narración que vincula con la interpretación de algunos de los éxitos más celebrados de Chavela, da lectura a pasajes de su vida, recuerda episodios detonantes de su doloroso camino, bromea y retoma enjundiosa el camino después de cada caída.

La bailaora Liliana Olivar, representa a la joven Macorina, mujer a la que Chavela prometió hacer famosa, a Frida Kahlo, que convivió con la cantante durante días a partir de una fiesta en su casa coyoacanense y a algunos personajes más relacionados con Chavela.

Laura Cortés canta con una brillante y potente voz que le da otro eco a la familiar interpretación de Chavela, otorgándole a las canciones un matiz diferente que despierta una nueva emoción por escuchar a ambas.

Fotografías en blanco y negro de un joven José Alfredo Jiménez, tomas de la Casa azul que habitaran Frida y Diego, la fachada del Palacio de Bellas Artes que se levantaba como un deseo inalcanzable en el corazón de la también llamada “Chamana”, que logró cantar bajo su cúpula, son proyectadas en la pantalla dispuesta al centro del escenario.

La actriz, -cuya tarea escénica se diversifica al anotar la interminable carta que en la ficción escribe, al leer su libro-libreto, que a ratos estorba su movimiento, al maquillarse paulatinamente para avejentar su cabello y su rostro y eliminar más tarde los afeites-, se vuelca, a ratos con desmesura, en un personaje que transita del drama a la comedia, a la farsa, a la tragedia y resurge con alas nuevas, como le ocurrió a quien fuera tildada de marimacha, valentona, indomable y retadora, “como el filo de un puñal”, según quedó plasmado en su libro “Y si quieren saber de mi pasado”.

Yo soy Chavela es un montaje musical, biográfico y documental hecho desde la admiración a una mujer portento que se dejó seducir por México para luego cautivar a sus habitantes entre éstos, a Carlos Monsiváis, Carlos Fuentes y Salma Hayek, y a los españoles Pedro Almodóvar, Joaquín Sabina, Miguel Bossé, así como a un público que la idolatra y celebra a nueve años de su fallecimiento, acaecido el 5 de agosto de 2012 en la ciudad de Cuernavaca.

Estrenado en 2016 y premiado como Mejor monólogo musical por la Asociación de Críticos y Periodistas Teatrales (ACPT), así como por la Asociación de Locutores, el montaje que muestra el inmenso amor por la artista que siguió adelante con todo en su contra, incluida su preferencia sexual que aceptó estoicamente en una época extremadamente moralista, despliega esa devoción a su favor, más que una dirección escénica experta.

El recorrido de la historia de Chavela pasa por el Tenampa en Garibaldi, por el viejo y dorado Acapulco, por el tequila, los estribillos más cantados en noches de borrachera, y por anécdotas con ídolos como José Alfredo Jiménez, Agustín Lara o Elizabeth Taylor, episodios que sacuden nostalgias, despiertan curiosidad y añoranza.

Yo soy Chavela se presenta hasta el 24 de septiembre en El Círculo Teatral, consulta horarios y precios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.









BANNER4_ALT

Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


Sigue a
Cartelera de Teatro en: