SÍGUENOS EN:


ORGULLO: Una historia de contrastes



Por Luis Santillán/ Alexi Kaye Campbell, dramaturgo griego-británico, obtuvo en el 2009 el premio Laurence Olivier con la obra, The Pride. Es un texto que desarrolla dos líneas anecdóticas con bloques alternados; una de ellas ocurre en los años cincuenta; la otra en lo que podría ser la actualidad. Posee una estructura que permite trabajar con reflejos: los nombres de los personajes, el mecanismo en que funcionan las relaciones entre ellos, sus líneas de construcción; eso fortalece el punto de quiebre por contraste entre los resultantes de las acciones.

Orgullo es el nombre en la traducción del texto que hace Angélica Rogel, quien también está a cargo de la dirección. Llama la atención la complicada oral de los personajes, la repetición constante de interjecciones, la construcción de frases para matizar a los personajes en las líneas temporales, pero sobre todo la manifestación verbal de los personajes femeninos, en ellos se concreta de manera hábil la repercusión de las acciones.

Las “Sylvias” las crea Adriana Llábres. Uno de los aspectos muy gratos de su trabajo es la forma en que está presente en escena, escucha y reacciona a la palabra del otro, la dedicación que tiene para dialogar con gestos y ademanes no solo alimenta a sus personajes, sino que también fortalece las intervenciones verbales de los otros.

En la Sylvia de los cincuenta hay un trabajo de contención que se carga, que se matiza, que permite tener el quiebre hacia el final y su fragilidad emotiva es la repercusión que implica el final de esa línea anecdótica; en los personajes masculinos se puede seguir el relato, pero es en ella, en el trabajo actoral de Llábres, donde se siente lo que implica emocionalmente esa culminación. La Sylvia de la “actualidad” ofrece una conclusión más esperanzadora, y gracias a la capacidad actoral que posee, el contraste cierra de manera muy lograda lo que el texto propone. Su habilidad actoral permite ver la gran diferencia de sus personajes, tanto por los comportamientos, los detalles, pero sobre todo la construcción emotiva de cada uno.

En el trabajo de Llábres es donde queda más palpable la dirección de Rogel, pues ofrece un balance en las características de cada línea de tiempo, la partitura emocional muestra momentos donde Llábres proyecta la frustración de los personajes; otros, donde el “sacrificio” deja expuesta la vulnerabilidad; hay aquellos donde la emoción del cotidiano de cada época frena la dinámica de las relaciones infructuosas de los otros personajes; las cargas anímicas, sus manifestaciones, los ritmos son claros en ella.

Rogel tiene la habilidad para potenciar las relaciones de los personajes, explora de manera afortunada la vinculación verbal para tensarla con la composición; acentúa elementos a partir de la contradicción que plasma en el comportamiento corporal y la forma en que se expresan los personajes.

El trabajo actoral de Mauricio Isaac, Mauro Sánchez Navarro y Nacho Tahann es bueno. Tahann construye 3 personajes, 2 de ellos sirven de contrapunto emotivo, el tercero refleja una forma de pensar que causa graves estragos, cada uno de ellos está creado de manera contundente.

Isaac logra separar a los personajes que le corresponden a partir del trabajo corporal; en uno, la tensión física expresa las confrontaciones internas que tiene; el otro, con mayor fluidez corporal refleja la plena aceptación y hace énfasis en el dilema que tiene.

Sánchez Navarro tiene una muy buena construcción corporal y verbal, el contraste entre sus personajes ayuda a visualizar dos situaciones que parten de un conflicto semejante, pero que tienen particularidades que se ven involucradas en cada entidad que crea.

Orgullo es una puesta en escena bastante disfrutable, tanto por el trabajo de dirección como por el actoral, la sinergia entre quienes colaboran logra una propuesta equilibrada, mantiene la expectación del público gracias a la repercusión en los personajes. Angélica Rogel es una directora con gran talento que puede explorar distintos formatos escénicos con óptimos resultados, esta obra es una prueba más.

La obra se presenta de miércoles a domingo en el Foro Lucerna del Teatro Milán, consulta horarios y precios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.





Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT


Sigue a
Cartelera de Teatro en: