SÍGUENOS EN:


OLVIDANDO RECORDAR: Un relato divertido y conmovedor



Fotos: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/ Evocar y olvidar, y seguir haciendo lo que más le gusta, con quien más ama. Relegar aquello que provoca miedo, que limita. A la pequeña Rosie su abuela siempre le dijo: “Olvido para recordar”. Su casa es un universo donde la imaginación no tiene límite; la tina de baño no tiene fondo, es el mar donde habitan peces de colores; y es también un lugar para las batallas. Una ilusión que ambas abrazan en la fantasía. La abuela de Rosie tiene “una risa que hace que los pájaros vuelen”.

De Finegan Kruckemeyer, Olvidando recordar es una historia conmovedora por la forma en que aborda el tema: una abuela y su nieta tejen lazos afectivos que solo lo inevitable puede romper. El texto de Kruckemeyer se construye en los cimientos afectuosos de dos personajes distantes en edad, pero cercanos en sus sentimientos y apegos. Finegan Kruckemeyer nació en Irlanda y llegó a Adelaide, Australia a los ocho años; su trabajo se ha realizado en toda Australia e internacionalmente. Sus obras se han presentado en los cinco continentes y se han traducido a seis idiomas.

La dirección escénica es de Sandra Rosales, bajo su conducción la obra tiene ritmo y mucho movimiento. Los personajes suben, bajan, corren, bailan y se emocionan, esto es importante si se toma en cuenta que en su mayoría el público es infantil. Rosales enfatiza los momentos lúdicos y conmovedores del texto, consiguiendo que niños y adultos se sientan atraídos con el relato y sus protagonistas. Es un trabajo bien logrado.

Las actuaciones son de Yolanda Abbud (abuela), Marianna Morales (mamá) y Renné Doval (Rosie). Las tres compaginan su trabajo actoral de forma espléndida. Morales además de ser la madre, se desdobla en más personajes que aparecen en la imaginación de Rosie. Entre Abbud y Doval hay empatía y lo transmiten al espectador, de igual forma es con los personajes que encarnan; en la ficción si están la abuela y la nieta, divertidas, amorosas…expresivas.

En una obra infantil la escenografía juega un papel relevante, atrapar la atención de niños y niñas es fundamental, es un público difícil que si no se siente atraído por lo que ve, lo manifiesta y se distrae. Acá el trabajo de Teresa Alvarado es justo lo que el relato requiere, diseña un espacio ideal donde habita la ficción y transitan las emociones de los protagonistas, sin duda es un buen trabajo.

Olvidando recordar es teatro para todas las audiencias, un relato divertido y conmovedor. Durante la función, a mi izquierda dos niñas no paraban de reír, todo les parecía entretenido, ambas lo hacían con esa risa limpia, sincera, que contagia. El contraste estaba a mi derecha, en los momentos emotivos, una madre acompañada de su hija, no podían evitar el llanto, las dos enjugaban sus lágrimas. El teatro y sólo el teatro puede lograr esta divergencia. Lágrimas y risas, la esencia del TEATRO.

Escenografía y vestuario, Teresa Alvarado; iluminación, Natalia Sedano; música original y diseño sonoro, Juanjo Rodríguez; dramaturgia del movimiento corporal, Carmen Correa.

Teatro de Papel y Armar Media la presentan en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque, hasta el 5 de abril, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







BANNER4_ALT




Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: