SÍGUENOS EN:


LA PIEL DE VENUS: Las diosas vengativas



Por Saúl Campos/ Bajo la plena lluvia torrencial, y justo cuando Tomás se había dado por vencido ante la misión de encontrar la actriz perfecta para interpretar a la protagonista de su obra, ya que ninguna audicionada lograba atraparlo con el talento y arrojo necesario, Vanda, una joven mujer que curiosamente comparte el nombre del personaje, llega para probar que la búsqueda de Tomás aún no concluía.

En medida que la prueba avanza, el dramaturgo/director, se dará cuenta de que la atracción que esta misteriosa actriz genera en él comienza a rebasar la ficción. Hay algo oculto en esta inocente chica, algo que una fina piel no está dejando contemplar del todo. Es fácil escribir, confrontar, tras las palabras, pero de frente las situaciones cambian.

Por segunda vez en México, La Piel de Venus de David Ives es montada. En esta ocasión gracias a la producción de Petit Comité, bajo la dirección de Angélica Rogel. Un montaje de Off-Broadway que se siente idóneo para habitar el Teatro La Capilla, y que aparece para colocarse con premura como una de las grandes obras del año.

En esta historia, que bien podría ser sólo una anécdota sobre una repentina coincidencia del destino a la hora de hacer un casting, se desarrollan distintos tonos que Ives nos invita a analizar. La opresión, la opulencia, la lujuria, la intolerancia, la segregación… Demasiadas cuestiones que quizás de otra forma resultarían caóticas, empero de este montaje, donde suceden con naturalidad y gracia sin perder su valor original.

El autor nos propone analizar la figura de la mujer a través de un personaje de aparente inocencia, intentando a su vez crear un personaje empoderado y adelantado a su época. Todo bajo la mirada de un hombre que dirige, juzga y evalúa el desempeño de ambos tipos de mujeres, ya sea mediante la comanda de acciones o de supervisión de discurso.

Cuando a un texto inteligente se le suma una dirección con una sensibilidad precisa y manejo de la comedia nato, como la de Angélica Rogel, el resultado no puede ser más que excelente. La directora nos presenta dos personalidades distintas y a la vez comunes entre sí, una más cercana al público que la otra.

¿Por qué alejar la figura de la mujer de lo cotidiano? Ives y Rogel suponen dicho trayecto como un empoderamiento casi místico y de origen divino que le permitirá al género femenino tener más control del ambiente, teniendo control en sí misma. Una vez dicho eso, ¿necesitamos otra muestra de feminismo bien empleado? La respuesta es: Absolutamente.

La situación anterior nos lleva a un punto, en el cual el feminismo toma un sendero inteligentemente violento. Otorgando al castigador las mismas penas que impuso al otro género antes, y declarándolo tan manipulable como el puede ser manipulador. Ives no da tregua a la existencia de todo este drama sin un sentido cómico que irrumpe cada escena y permite llevar cada acción descrita atrapando al público y sin dejarlo ir. Quizás podríamos aprender un poco de esto en la vida diaria… Quizás.

Con impecables y francas actuaciones de Gabriela Zas y Gerardo Trejoluna, La Piel De Venus es una mirada necesaria a la poética teatral, a los ideales de la vida misma y a las pasiones que nos motivan realmente. Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT



Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: