SÍGUENOS EN:


GRAND SLAM: Una mirada al mundo del tenis



Por Roberto Sosa/ Grand Slam está constituido por los cuatro torneos de tenis más importantes del mundo: Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos, son organizados por la Federación Internacional de Tenis. Los y las mejores tenistas compiten en el Grand Slam para ser los mejores del planeta y por el dinero que ganan. En este relato el tenis masculino lo domina Andre Agassi, y ella está enamorada del él.

Sin embargo su mayor conflicto es la nueva integrante del equipo, una neozelandesa a quien el entrenador le pone más atención y su perfume con olor a mandarina la enfada. A partir de este momento su mayor deseo es ser la mejor del equipo y demostrar quién de las dos es más débil. Pronto se dará cuenta que su rival no es quien huele a mandarina y la verdadera competencia será con ella misma.

La autoría, dirección y actuación son de Valentina Garibay, su relato lo sitúa en la década de los noventas del siglo pasado, años en que la estrella de ese deporte era el estadounidense Andre Aggasi, casado con otra estrella del deporte blanco, Steffi Graff. La historia se desarrolla en una cancha de tenis. Se trata de un monólogo que exige a Garibay, reto que ella salva cómo lo haría en una muerte súbita en alguna final de un Grand Slam.

Pocas veces un tema deportivo es llevado al teatro, Valentina logra que ambos dialoguen a través de su intensa y entregada interpretación. Su texto y lenguaje corporal fusionan un espectáculo que atrapa la atención del espectador. Estudió perfectamente los movimientos que realizan las tenistas, su cuerpo es el de una deportista, y también la de una bailarina, disciplinas que ella abraza cuando se desplaza sobre el escenario.

El unipersonal cuenta con el trabajo creativo de Ingrid Sac en el diseño de iluminación, elemento fundamental en una puesta en escena. El trabajo de Ingrid matiza apropiadamente el relato, una cancha de tenis es por momentos a través de la iluminación, un sitio donde la protagonista deja volar su imaginación, como si soñara despierta. El diseño sonoro es de Pedro de Tavira, su creación acompaña acertadamente la historia.

Grand Slam es una mirada al mundo del tenis con un personaje que nos habla de inseguridades, competencia y rivalidad. El espacio escénico reproduce una cancha donde las pelotas amarillas acompañan a la protagonista, por momentos son enormes; la raqueta es igual una guitarra o un micrófono y a veces solo sirve para sacar ampollas en sus manos.

El resultado está bien logrado, el espectador que vea Grand Slam se encontrará con una actriz que deja todo sobre el escenario. Su actuación es honesta, con fuerza y rigor. Quizá el mundo del tenis le sea ajeno, acá no será necesario saber cuántos sets se deben ganar para alcanzar el triunfo; qué es una muerte súbita o un saque as; no será obligatorio si se tiene enfrente a una actriz que le devolverá una bolea que no podrá contestar y el match point se lo ganará.

Cabe señalar que esta obra fue seleccionada por el Festival Internacional de Dramaturgia Contemporánea DramaFest México-Rusia en 2020.La producción ejecutiva es de Jennifer Soler; asesoría de Richard Viqueira.

Kraken Teatro la presenta en la Sala Xavier Villaurrutia de jueves a domingo hasta el 22 de octubre, consulta horarios y precios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



2 comentarios sobre “GRAND SLAM: Una mirada al mundo del tenis

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


BANNER4_ALT