SÍGUENOS EN:


DEL CONEJO A LA TIERRA: El asombro capturado en un escenario



Fotos: PinPoint

Por Luis Santillán/ En el programa de mano de la obra Del conejo a la tierra puede leerse el aprecio que tiene Itzel Lara por George Méliès, lo interesante es que ese aprecio se proyecta en su dramaturgia; es una de las autoras con la capacidad de crear universos mágicos, donde lo extraordinario habita de manera matizada para potenciar las contradicciones de sus personajes; cada uno de sus textos tienen la capacidad de producir espacios de asombro. Del conejo a la tierra no es la excepción.

Lara plantea un encuentro entre George Méliès y Neil Amstrong, esa situación tiene una fuerza poderosa: uno de esos hombres pisó la luna; el otro, la proyectó cuando los viajes espaciales eran parte de una fantasía casi imposible; uno vive un estado de gloria, el otro, el olvido. ¿Qué llevó a ese hombre a terminar su vida vendiendo juguetes en un quiosco? El texto da la respuesta y mirar cómo esto sucede en el escenario genera una increíble obra de teatro.

La propuesta de Lara requiere de equilibrar la capacidad de ficción del teatro, la magia del cine incipiente y la precisión del ilusionismo; la dirección de David Olguín logra que la mezcla de ingredientes coexista en la escena de manera armónica, cada lenguaje, cada recurso, tiene la medida justa haciendo que el asombro sea constante.

Olguín es un director que no le teme a que cada escena, cada fragmento, use el tiempo adecuado; las variaciones rítmicas de la obra le dan un tempo que sostiene la evolución emotiva de los personajes. Se vale de tonos fársicos para construir el entorno de la pareja central, pero cuida que la construcción de Méliès y Fanny tenga otra textura para anclar las reacciones emotivas.

La escenografía e iluminación son de Gabriel Pascal. La amalgama entre escenógrafo y director fomenta que el contenedor pueda mutar conforme el relato lo requiere. Pascal aprovecha el espacio del Foro Shakespeare para emplear solo lo indispensable y poder proponer un espacio dinámico.

Del conejo a la tierra es una obra con un alto nivel, el texto tiene la potencia habitual de las creaciones de Lara, la dirección expone la maestría que ha alcanzado Olguín para potenciar tanto la palabra, los personajes y los universos con toques oníricos. Las actuaciones de Gabriela Guraieb, Raúl Villegas y Daniel Haddad son muy buenas, las transformaciones que requieren sus personajes son creadas con precisión, cada uno sostiene cargas emotivas que se proyectan al público.

Del conejo a la tierra es una obra que muestra la asombrosa magia que existe en el teatro, es una experiencia que vale la pena por cada una de sus partes y la contundencia que posee en la suma de su equipo.

Las funciones son el Foro Shakespeare hasta el 9 de mayo, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: