SÍGUENOS EN:


TODOS LOS PECES DE LA TIERRA: Sobre los cuerpos a flote



Fotos: Ricardo Tapia

Por Saúl Campos/La vida de Marina tuvo una sentencia desde su nombre. Algo que la ató a la belleza, pero a la inestabilidad también. Su nombre encierra la claridad del litoral y la oscuridad del abismo, los bellos peces y los más temibles monstruos. Cuando su madre se fue, ella tuvo que encontrar otro arrecife para dejar salir su voz de sirena. Después, cuando el amor de su padre renació en un jardín distante a la playa, ella escapó para que las olas no se llevaran su felicidad. Ahora el agua la ha traicionado y tiene una misión, algo que debe hallar con desesperación en la mar, así se pierda en el camino, así elimine toda la vida que el océano tenga.

Original de Bárbara Perrín Riverar, y bajo la dirección de Alejandro Ricaño, llega Todos Los Peces De La Tierra, una historia que lejos de proponernos un panorama ligero, nos sumerge a una de las metáforas sobre la vida, los retos y las despedidas, mas bellas que nos ha entregado Ricaño bajo su dirección.

En esta historia, Perrín mezcla el realismo mágico con la desesperación de un naturalismo acelerado. No hay mayor salida que la verdad misma para los problemas de sus protagonistas y sin embargo la magia de la naturaleza llevada hasta lo onírico la acompaña inevitablemente. Formando una conexión que no solo cautiva a su audiencia, sino que la va apropiando de la trama.

Existe un punto de inflexión clave en la dramaturgia de Perrín y es que lleva el dolor hacia lo imposible, hasta donde se vuelve necesario pese a su devastación. Es ahí dónde todo adquiere un sentido de honestidad pleno, conectando con lugares comunes en cada persona que pueda presenciar el acto, donde el auto sabotaje responde a las necesidades inmediatas de sanación, a pesar de que queramos evitarlo.

Para contar esta historia, Adriana Montes de Oca y Gina Martí se desdoblan para compartirnos al pensamiento y la acción de Marina. Dos actuaciones precisas que delinean una ruta emocional fantástica, permitiéndonos abrazar cada matiz en el personaje y dándonos oportunidad de explorar cada paso de la metamorfosis que van construyendo.

Ricaño construye su propuesta desde la sanación, en un espacio que adquiere movilidad con la misma facilidad que se mantiene inerte. Por medio de un trazo delicado que se mueve al ritmo de verdaderas olas del mar, nos entrega una historia contada con una precisión basta y amable. Aunado a esto, el diseño de iluminación de Roberto Paredes, permite transportarnos y dibujar cada viñeta necesaria con atención y belleza únicas.

Todos los peces de la tierra es un bello tratado sobre el dolor de perder y no poder recuperar a alguien, su asimilación y la forma en la que cargaremos con este pesar, aún cuando existan otros puntos de felicidad y por ende, lo que esto significará en nuestras vidas. El dolor estará presente, lo importante es salir a flote y no permitir que nos arrastre al abismo.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: