SÍGUENOS EN:


PARÁSITOS: ¿Todo cabe en el teatro?



Parásitos 4Por Roberto Sosa/ Dice el comunicado de prensa: “La obra apuesta al teatro creativo, cómico, provocativo, que apela a un tema cercano a nuestra sociedad” (…) y continúa “Juguetona, provocativa y brutalmente aguda” (…) De inicio no veo lo creativo, todo el espectáculo se basa en el texto, la creatividad sobre el escenario no la vi; teatro cómico, de acuerdo tiene mucha comedia que se basa en repetir y repetir la misma idea; provocativo (¿?) lo que me provocó fueron las ganas de salirme.

Sí apela a un tema cercano pero a las clases necesitadas: la escasez de vivienda. Estoy seguro que la mayoría de los asistentes al estreno, no saben lo que es pasar por un trámite burocrático en el Infonavit o Fovissste, para adquirir un departamento de interés social. Y brutalmente aguda. Detrás de lo disparatada que es, atrás del discurso escénico, lo agudo sería que aquí las utopías se pueden hacer realidad.

La joven pareja formada por Julia y Oliver esperan un bebé, de pronto reciben la propuesta inverosímil de Miss Dee, una enigmática burócrata; han sido seleccionados para un programa a través del cual se les otorga una casa completamente gratis. Después de muchas dudas aceptan, el bebé próximo nacer necesita un espacio en donde vivir dignamente. Todo lo estipulado en el contrato está a favor de los nuevos dueños. La casa se ubica en la ciudad Mar Rojo, un sitio pobre, rodeado de indigentes.

A partir de este momento todo se vuelve absurdo –se vale- e improbable. En el teatro todo cabe, la ficción y la utopía son elementos a los que se recurren frecuentemente en la realización de una obra. El relato es interesante por lo que aborda y la forma en que está planteado. En mi opinión, (alguien me podría cuestionar: ¿y quién te la pidió?…ja) la puesta en escena está plana –romper la cuarta pared, no es creativo- con eventos que se repiten una y otra vez. Lo que sucede en dos horas de función, bien podría transcurrir en una y seguro que muchos lo habríamos agradecido.

Todo lo que la pareja ambiciona, se puede convertir en realidad: un auto deportivo, una casa con todo lo necesario, con lujo, pero “todo tiene un precio”, dicen por allí. Ju y Oli están dispuestos a todo; los indigentes-parásitos que viven de la caridad, en todas las ciudades del mundo, acá tendrán otro destino. La ambición por los bienes materiales, y la forma de obtenerlos, se cuestionan en todo el desarrollo de la obra.

Lo más rescatable –mi perspectiva- es el trabajo actoral de Regina Blandón y Alberto Guerra, es bueno sin duda, desdoblándose rápidamente en muchos personajes –aquí como espectador nos perdemos con tantas caracterizaciones en el mismo momento, con la misma pareja, en una misma escena-, demuestran talento y capacidad. A Mónica Dionne la veo sin fuerza, interpreta dos papeles, lo hace bien con Miss Dee, con el indigente no la veo sólida.

Parásitos, del dramaturgo inglés Philip Ridley, se presenta con la dirección y traducción de Miguel Santa Rita, en el Teatro Helénico, consulta precios y horarios de la obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: