SÍGUENOS EN:


LAS DESPEDIDAS: Entre la comedia y el humor negro



Fotos: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/La noticia le cambió la vida: cáncer en los senos. A sus treinta y dos años, el diagnóstico le arrebata sus sueños, su estilo de vida, la mueve de su estado de confort. Ana vive sola, diseña sobre cerámica y es autosuficiente. La cirugía es inevitable y necesaria, sus mamas serán extirpadas y con ello parte de su feminidad. Por su mente pasan muchas cosas: “el cáncer genera y cura culpas…”.

En el escenario habita la ficción y el pequeño espacio escénico se divide: es la casa de Ana, de sus padres, el sitio donde se ve con su novio e incluso la casa de su mejor amiga en San Miguel de Allende. Las escenas se desarrollan y se trasladan a la imaginación del espectador. Los pocos muebles y la iluminación crean la atmósfera requerida para el desarrollo de la historia. Los actores viven esta ficción al desdoblar sus actuaciones.

Las despedidas es un texto que nos habla de un problema de salud que hoy en día viven millones de mujeres en el mundo: el cáncer de mama. Escrita por Lucía Gómez-Robledo, se trata de un relato que transita entre la comedia y el humor negro. El tema es delicado y doloroso para quienes viven con esta enfermedad. Abordarlo desde la comedia es un acierto, de otra forma sería ver una obra punzante y aguda.

En la dirección de escena está Bárbara Riquelme, su afinidad con el tema y su condición de mujer la sensibiliza y la aproxima a contar esta historia a partir de una visión que muestra su compromiso con el género. Su experiencia en la conducción escénica se ve reflejada sobre el escenario: la obra tiene ritmo y movimiento. Mantiene el nivel actoral de su elenco; bajo su mirada, cada uno sabe en dónde y por donde moverse sobre el escenario.

Las actuaciones son de Sebastián Torres, Lucía Gómez-Robledo y Amaya Blas. Sebastián y Amaya desglosan sus actuaciones dando vida a diferentes personajes que aparecen en el relato. Lucía encarna a Ana. Cada uno es abordado con propiedad; está dinámica le permite al espectador apreciar el trabajo de los actores. Proyectan y despliegan sus actuaciones con empatía y similitud. Logran un trabajo aceptable.

La obra toca un tema medular en la salud de las mujeres (El cáncer de seno ocurre casi exclusivamente en las mujeres, pero los hombres también lo pueden padecer), con un lenguaje lúdico y reflexivo. A si mismo trastoca a quienes viven en carne propia la enfermedad o a quien tienen a un familiar, amiga o conocida con este padecimiento. Deliberar lo que nos sucede como seres humanos y como sociedad, forma parte del quehacer teatral.

Ana descubre que tiene cáncer y descubre asimismo, cómo será su vida a partir de este acontecimiento. La vida que hoy nos toca vivir, cada uno de nosotros nos enfrentamos a muchos desafíos y vicisitudes, pero no reparamos en lo frágiles que somos en todo lo que a la salud se refiere. Mañana quizás nos den una noticia sobre alguna enfermedad y todo puede cambiar. Ana dice: “No pienso morirme sin una buena cogida”. Para qué esperar una mala noticia, mejor de una vez… ¿no?

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT











Sigue a
Cartelera de Teatro en: