SÍGUENOS EN:


ELEFANTE: Ópera, imaginación y talento se despliegan sobre el escenario



Por Roberto Sosa/ Que tiene apariencia de verdadero y puede ser creíble Elefante.  Ópera en espacio mínimo es un espectáculo que se desarrolla dentro de un pequeño rectángulo sobre un escenario desnudo. Música, voces y actuaciones, son elementos que sirven para contar una historia (y otros cuentos); con creatividad y talento abren la imaginación de los asistentes. Elefante congrega la ópera y el teatro.

En el asilo “El anciano feliz” seis viejos amigos, no se ponen de acuerdo para nombrar a un elefante; en lo que llegan a un acuerdo empiezan a recordar, cada uno tiene una historia que contar. Una es la del gran guerrero “Tecuatlit”; otra habla de Los niños muertos, que se desarrolla dentro de un cementerio; una más, versa sobre un héroe que viaja al centro del mundo a pelear con un dragón. Y por último, narran la historia de cinco amigos y un elefante que vivía en un zoológico.

Cada relato es acompañado con música en vivo y las voces de una soprano, tenores y bajos. En cada cuento la escenografía se forma con los cuerpos de los actores; es así que se transforman en una mesa, una puerta, ventana, una alacena, entrepaños, etcétera, o lugares que recorren los protagonistas, como valles y montañas, y por supuesto también en un dragón. Imaginación, talento y creatividad se despliegan sobre el escenario.

Quizá algunos puristas digan que esto no es ópera, y quizá tengan razón; el género operístico requiere de muchos más elementos: un texto dramático, libreto, música en vivo –una orquesta-, voces, actuaciones y la parafernalia escénica. Sí, de acuerdo. No obstante, la obra cuenta con lo esencial de la ópera: música en vivo y voces que narran una historia sobre un escenario. Teatro y ópera van de la mano, así sucede Elefante.

Elefante es un espectáculo, de Mauricio Jiménez Quinto y Luis Felipe Losada, que acerca al público infantil –y a los adultos- a la ópera. Por su naturaleza, la obra tiene el signo de que es aburrida (es un prejuicio, el público que no conoce el género piensa que lo es), pero con ingenio, creatividad y, sobre todo, con talento, sus creadores demuestran lo contrario. La obra es un acierto, sostiene el interés del espectador, los relatos lo atrapan desde la ficción.

El elenco lo conforman seis intérpretes que además de actuar, cantan:Virginia Álvarez (Jacinta), soprano; Jairo Calderón (Don Perfecto Petronilo), tenor; Mauricio Jiménez (Evaristo el Listo), tenor; Kevin Arnoldo (Juanete Chaneque), actor; Ángel Luna (Lino el Divino), actor; y Galo Balcazar y Luis Felipe Losada (Filemón el Dormilón), bajos. Los instrumentistas, James Pullés y Emmanuel Vieyra, en el piano.

La dirección de escena la comparten Sofía Sanz y Jorge Reza, sin duda realizan una magnífica labor; es increíble cómo dentro de un reducido espacio, en un pequeño rectángulo, logran que todo se despliegue, se expanda y enlaza la imaginación de los asistentes; desde allí surgen personajes, escenarios… ficción. Es un trabajo excelente. El “Elefante de la verosimilitud” es real.

Elefante, ópera en espacio mínimo se presenta en la Sala del Centro Cultural del Bosque (CCB), los sábados y domingos, hasta el 26 de noviembre. Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT



Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: