SÍGUENOS EN:


140: ¿Se puede contar una historia con ciento cuarenta caracteres?



Foto: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/ Son los caracteres que se utilizaban –ahora ya son más de 200- para enviar un mensaje por Twitter. ¿Con ciento cuarenta letras se puede contar una historia…? ¿En un breve espacio se puede desarrollar un relato…? Expresar una idea o enviar un mensaje limitado a 140 caracteres, es complicado. Crear una dramaturgia en este formato es todo un reto. ¿Qué se dice, de qué hablar, cómo…?

Más de cincuenta dramaturgos se comprometen en 140 a condensar un pensamiento, una idea… una obra de teatro. La idea original y dirección son de Richard Viqueira. Autores  como Luis Alcocer, Alfonso Cárcamo, Luis Ayhllón, Verónica Bujeiro, Jaime Chabaud, Edgar Chías, Carlo Corona, Lucía Leonor Enríquez, Ximena Escalante, Cutberto López, Conchi León, Verónica Musalem, Antonio Zúñiga, Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, David Gaitan entre otros, son cómplices en esta nueva aventura teatral de Viqueira.

El resultado es un mosaico escénico que no tiene pies ni cabeza, sin secuencia y desarticulado, sin embargo el director logra –mi opinión- darle sentido. Desde su perspectiva la obra en conjunto toma rumbo, cuida que los relatos se adhieren unos con los otros. El eje temático, el común en la mayoría de las mini historias, sería la violencia y el sexo -reflejo de nuestros tiempos-, esto lo expresa 140.

El escenario se asemeja a un tablero de ajedrez, los escaques –no todos-  son entradas y salidas para los actores; por debajo del escenario se mueve todo el dispositivo. El blanco y negro prevalece, incluido el vestuario. Al fondo del escenario, una columna como la de un templo griego, sostiene en lo más alto a una cantante, una soprano –además toca instrumentos- que va nombrando la cuenta de Twitter de cada uno de los autores que son representados en la escena.

140 es teatro que sale de las convenciones; el ritmo es vertiginoso –como la vida de hoy-. Los actores dejan de lado las fórmulas aprendidas, deponen su protagonismo, abandonan el rol de actores que se aprenden un personaje y se paran sobre el escenario a refrendar el texto, acá son exigidos de otra forma: vuelan, suben, bajan, corren, se sumergen en agua; cantan, bailan o simulan que están cogiendo en una orgía escénica.

En cada una de sus obras Richard Viqueira toma riesgos y arriesga a sus actores, incluso al público –hay que recordar Bozal, obra en la que subió a más de 8 metros de altura a los actores y asistentes. Aventurarse y crear cosas distintas es la forma de Viqueira de hacer teatro, puede o no gustar, habrá opiniones a favor o en contra, y eso tiene valor.

El elenco lo conforman Valentina Garibay, Rocío Damián, Jennifer Sierra, Marisol Osegueda, Pastor Aguirre, Benjamín Castro y Gustavo Schaar. Equipo creativo: espacio escénico original, Mario Marín del Río y Richard Viqueira; escenografía, Mario Marín del Río; iluminación (espectacular diseño), Ingrid SAC; escenofonía, Edwin Viqueira.

La temporada es del 10 de noviembre al 10 de diciembre en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz del Centro Cultural Universitario. Funciones los jueves y viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas.

 

Consulta precios y horarios de la obra, aquí. 

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT



Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: