SÍGUENOS EN:


TODO ESTÁ BAJO CONTROL: El desbalance de las relaciones



Por Mariana Mijares/ En las relaciones de pareja, pocas cosas realmente están bajo control, por ello resulta adecuado que Todo está bajo control muestre las altas y bajas de Eduardo y Eduarda, mejor conocidos ‘Lalo’ (Luis Arturo Rodríguez) y ‘Lala’ (Iankarla Castillo). La obra fue escrita por la misma actriz, quien fue beneficiada por el Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de Tabasco, donde se estrenó inicialmente en 2021.

La puesta que se presenta los jueves en el Centro Cultural El Hormiguero nos presenta a dos personajes que, por la dinámica que muestran, y el contacto físico, parecerían pareja, aunque Lalo, como tantos hombres, se muestra renuente al compromiso.

No te quiero tan cerca, ni tan dentro, de mi vida”, le subraya a Lala.

Tras una madrugada de fiesta, cuando ella le pide definir su relación y buscando recibir señales claras, él le enfatiza que la espere, ¿podrán encontrarse en un punto medio?

Como únicos actores de la historia, Luis Arturo e Iankarla tienen interacciones tanto en discusiones apasionadas, como en encuentros sensuales y hasta en altercados físicos que fueron coreografiados por el actor. Durante toda la obra él viste una camisa blanca, pantalón verde y tirantes (le gusta tener las cosas bajo control) mientras que ella luce una blusa naranja con rosa y un pantalón negro; el vestuario es de Samantha Olvera.

Como escenografía, ambos se mueven encima y alrededor de varios cojines gigantes cuyas formas y colores se asemejan a las de corazones con venas, quizá una analogía de cómo ambos tienen a flor de piel los sentimientos y tienen toda posibilidad de lastimarse.

Para marcar el ‘pulso’, la obra dirigida por Pamela Caloca cuenta con música original y diseño sonoro de Alina Maldonado, que además funciona bien para enmarcar los momentos de fiesta, cuando ella asegura que “las drogas le han hecho descubrir su gusto por el mezcal, y las morras”.

Pero además de las drogas y el alcohol, estos personajes parecen ser adictos el uno al otro, incapaces de dejarse.
En un momento donde Lala ha tomado algunas copas, le canta a Lalo “No me queda más”, de Selena,

Yo tenía una esperanza en el fondo de mi alma que un día te quedaras, tú conmigo. Y aún guardaba una ilusión. Que alimentaba el corazón. Mi corazón que hoy tiene que verte como solo amigo”,  otra remarcación de cómo empieza a entender que Lalo no va a cambiar.

Te diviertes jugando conmigo, pero jugamos distinto”, le dice Lala en otro momento.

Y precisamente, jugando tanto físicamente como emocionalmente con el concepto del balance de poderes, Todo está bajo control es un trabajo que invitar a diseccionar aquellas relaciones donde los involucrados parecen estar juntos, pero a la vez solos; que piensan que saben dónde están parados, y dos personas que parece tienen compañía, pero al mismo tiempo necesitan aprender que estarían mejor solos.

La obra que se presentará hasta el 16 de febrero es apta para mayores de 16 años, en el Centro Cultural El Hormiguero, consulta horarios y precios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT











Sigue a
Cartelera de Teatro en: