aqui

Mientras algunos jóvenes podrían verse como adultos trabajando en una oficina, Jamie New anhela ser Drag Queen; este es el corazón del musical Todo el mundo habla de Jamie que se estrenará el 14 de abril en el Teatro Manolo Fábregas.

Inspirado en el documental Jamie: Drag Queen at 16, la obra con libreto y letras de Tom MacRae toma como base la historia real del estudiante británico Jamie Campbell, quien en su adolescencia enfrentó intimidación, rechazo y bullying pero quien no dejó de creer en su individualidad y su brillo.

El musical se estrenó el 13 de febrero de 2017 en el Crucible Theatre, Sheffield, para luego transferirse al West End. Tras presentarse en países como Corea del Sur, Japón, Estados Unidos, Italia y Australia -además de volverse película-, ahora se presentará por primera vez en español en la Ciudad de México.

Platicamos con Tom MacRae sobre sus expectativas de la producción mexicana y cómo le gustaría que el público se vea inspirado por este personaje que le ha dado la vuelta al mundo…

Tom, cuando adaptaste este musical, ¿te imaginarías que un día llegaría al West End, a una película, y ahora a la Ciudad de México?

Tom MacRae: No, bueno, puedes imaginarte mucho, se vale soñar, pero nunca creí que eso pasaría, todavía sigo sin creerlo. Voy a ir a México en algunos días a ver el estreno del show y creo que, aun viendo el póster en el teatro, ¡no voy a creer que esté sucediendo!

¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción con este proyecto? ¿quizá las multitudes que lo han visto, o los mensajes de los fans?

Tom MacRae: Creo que sigue siendo la primera función en Sheffield, cuando el show todavía no estaba terminado, y teníamos un dress rehersal (el ensayo final de un espectáculo, en el que todo se hace como en una función real), y nadie había escuchado de nosotros. La respuesta de ese primer público fue una locura, increíble, parecía una revuelta, no podíamos creerlo.

Que el show despegara así, sigue siendo de las experiencias más bonitas de mi vida, y ese apoyo que tuvimos de la comunidad de Sheffield. Ojalá que en la Ciudad de México, con un público tan diferente, la disfruten igual.

¿Hay algún momento en especial de la obra en que el público reaccione?

Tom MacRae: Hay una canción en particular: “He’s My Boy”, cantada por la mamá, que suele durar como 5 minutos. Cuando la actriz termina de cantar, hay un momento en que, si el número funcionó totalmente, se hace un instante de silencio absoluto, la gente sigue como en shock y ya después empiezan a aplaudir muchísimo. Ese momento no siempre ocurre, pero si sucede, es mi parte favorita de todo el musical, por la emoción y la energía de la audiencia.

¿Te identificas con el personaje?

Tom MacRae: Tengo una regla que yo no me suelo meter en la historia, no me suelo escribir como un personaje y Jamie definitivamente no soy yo. Él tiene un gran sentido del humor, y en eso nos parecemos, pero no en mucho más. Sin embargo, hay un momento en la obra en la que su mejor amiga: Pritti, una chica musulmana muy inteligente, derrumba a un bully solo con su intelecto y un gran discurso; ese sí soy yo, en ese diálogo estoy diciendo lo que me hubiera gustado decirles a mis bullies en mi adolescencia, pero nunca lo hice.

Después de tantas funciones, ¿Qué aspectos crees que son los que más resuenan con el público?

Tom MacRae: Creo que el optimismo de la obra, para mí es una historia de cómo la amabilidad es un súper poder. Mis amigos pueden ser divertidos e inteligentes, pero si no son amables, no podrían ser mis amigos, para mí es lo más importante.

Jamie celebra el poder de ser amables y cómo puedes cambiar el mundo con pequeños detalles. Espero que la audiencia recuerde todo lo que pueden hacer por la gente a su alrededor: sus amigos, vecinos, seres queridos y seguir encontrando esos pequeños gestos que hagan la diferencia. Si eso sucede, nuestro futuro será luminoso.

Además de la amabilidad, considero que Jamie puede inspirarnos a pensar que podemos aspirar a ser algo diferente de lo que se espera de nosotros, a salirnos de la caja…

Tom MacRae: Sí, y esa es exactamente mi historia. Yo no crecí en el mismo lugar que Jamie, pero fui a una escuela parecida, del Estado, dentro de una comunidad pequeña que no estaba muy conectada con el mundo exterior, con el arte, con el mundo del entretenimiento, y con el teatro, un mundo al que yo quería pertenecer. Pero soñaba que podía hacerlo y funcionó.

Creo que la gente debe perseguir sus sueños y que Jamie es definitivamente una inspiración para ello. Pero aún si las personas no terminan como performers o como Drag queens -porque hay espacios limitados y no tantos trabajos-, hay muchos otros campos en el arte y la música más allá de la vida de una oficina.

Todos tenemos que pagar nuestras cuentas y eso es algo noble, pero también es muy importante lo que haces en tu tiempo libre, ¿qué haces después del trabajo?, ¿cuál es tu pasión? Si es cantar o bailar, ¡hazlo!, hay que disfrutar de la vida.

Jamie nos recuerda que no hay que rendirnos en ser creativos o en tener pasiones que nos mantengan vivos; hay que tener pasiones y celebrarlas.

Desde que escribiste el show, en 2017, el arte de los Drag Queen ha cambiado mucho, también gracias a programas como RuPaul’s Drag Race…

Tom MacRae: Sí, creo que se ha vuelto mainstream y que nosotros (por la obra) somos parte de eso. Ya no es algo underground, aunque todavía mantienen ese elemento. Si en algún momento insisten en prohibir a las Drag en los Estados del Sur (de Estados Unidos) ellas no lo van a permitir y van a luchar.

Hemos visto lo que pasa cuando alguien se quiere meter con ellas, a través de la historia han demostrado ser guerreras, heroínas, fuertes. Ahora el Drag se ha vuelto algo más popular, están en la calle o en programas de televisión que se ven por todo el mundo. Me parece fantástico, porque es una manera juguetona de no tomarte en serio, porque eso es lo que el Drag es para mí, y creo que aunque ahora es más popular, mantiene su esencia.

¿Qué esperas de tu visita a México?

Tom MacRae: No sé cómo vaya a ser, quizá se asemeje a una visita de la Reina en la que yo pasaré caminando por una línea recta, saludaré a todos de mano y luego me sentaré a disfrutar del show. No sé qué esperar, pero eso es increíble, porque Jamie se vuelve la historia de todos.

Como no hablo español no estuve involucrado en la traducción, pero estoy listo para dejarme sorprender y quiero que el show se convierta en lo que tiene que convertirse. Seguramente me sorprenderé tanto como la audiencia.

Detrás de la versión mexicana de Todo el mundo habla de Jamie:

  • Los protagonistas de la primera versión en español del musical son Nelson Carreras y Joaquín Bondoni, quienes alternarán el rol titular durante la temporada.
  • El elenco se conforma por Flor Benítez y María Filippini (Margaret), Alberto Lomnitz y Rogelio Suárez (Hugo/Loco Chanelle), Luz Aldán (Ray), Tanya Valenzuela (Miss Hedge), Efraín Berry (Wayne New), y Diego Meléndez (Dean Paxton), entre otros.
  • La producción mexicana cuenta con la adaptación, traducción y dirección de Alejandro Villalobos (Torch Song, Traviatas), la dirección de actores de Alberto Lomnitz (La Gran Familia, Niños Chocolate), la dirección musical de Analí Sánchez Neri (El Hombre de La Mancha, Mentiras), y la coreografía de Hugo Curcumelis (El show de terror de Rocky, Mame).
  • En la parte técnica la escenografía es de Jorge Ballina y Antonio Saucedo, el vestuario de Lisa Katnic, la iluminación de Félix Arroyo, el diseño de audio de Miguel Jiménez, maquillaje de Bernardo Vázquez, y peluquería de Jair Campos.
  • La obra está producida por 33 productores, una compañía de producción de entretenimiento con presencia en México y Reino Unido (La Jaula de las Locas, Te Amo, eres perfect@…Ahora Cambia!), presidida por Gabriel y María Guevara.

Todo mundo habla de Jamie comenzará su temporada, a partir del 14 de abril en el Teatro Manolo Fábregas, consulta horarios y precios, aquí.

Por Mariana Mijares, Foto: The Other Richard

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.