SÍGUENOS EN:


NIÑAS Y NIÑOS: Impactante y necesaria ante la violencia agazapada



Por Alegría Martínez/ La hilarante crónica de una mujer en la fila de espera de un aeropuerto napolitano, es el punto de partida para escenificar el trayecto de vida de una familia inserta en la violencia. Niñas y niños, de Dennis Kelly, cuenta con un solo personaje: una joven madre vital, franca y arrojada, que comparte con el público, como ante un grupo de nuevos amigos, el curso que toma su existencia a partir de un encuentro fortuito.

Protagonizada por la actriz sonorense Amaya Blas, bajo la minuciosa dirección de Itari Marta, el personaje hace transitar al espectador de la risa -emanada del humor negro-, al asombro, el llanto, la sorpresa y el pasmo, a través de un texto ameno, ligero en apariencia y divertido -en un inicio-, que describe el entorno, la circunstancia en que se encuentran los involucrados, sus características, las reflexiones que acuden a la mente de quien narra y el resultado de sus decisiones.

Niñas y niños, crea empatía desde el inicio entre la protagonista y su público, al que ella le habla directa y abiertamente sobre las distintas situaciones que ha vivido, desde su emoción al enamorarse, algunos tropiezos en su camino, su proyecto profesional y su convivencia en pareja. De esta manera, el espectador acoge tersamente en su corazón al personaje.

La obra estrenada en el Royal Court Theatre en 2018, integra en la propuesta escénica mexicana, una destacada labor realizada en conjunto, que va desde la traducción y adaptación de Paula Celaya, a la actuación de Amaya Blas -que expande el latido de un personaje entrañable y honesto-, a la dirección de Itari Marta que da forma, tono y consistencia a una obra impactante.

El diálogo que el personaje crea con quienes la observan, se transforma para abrir paso a escenas en las que interactúa con sus hijos, en ausencia, mediante conversaciones cotidianas, riñas, juegos, reconciliación y disculpas entre los dos pequeños, Valentina y Diego.

Amaya Blas hace transitar a la protagonista que encarna, de una ficción nutrida de realidad a otra, en una ruta que va del brillo, al más denso oscuro, entre pasajes en los que dibuja figuras que parecieran surgir de una mano infantil, pintados sobre un rollo de papel Kraft que, a manera de pantalla, ocupa la parte central del escenario.

Lágrimas verdes, rizos, siluetas de filo negro, corazones, cuadrados, taches, un dragón, rostros de niña, la mayoría de las veces, hasta que aparece la cara del chico, pueblan el espacio beige de ese lienzo que recibe pinceladas como si se tratara de navajazos, de caricias, de golpes, hasta que una cabeza lo traspasa, o un par de manos lo hacen añicos, papel roto, marcado, pelota arrugada, materia intervenida por una explosión de emociones.

La semilla del poder, la inseguridad y el miedo que sienten los hombres ante la posibilidad de perder el control, -como lo confiesa el propio Kelly en una entrevista ofrecida al Royal Court- crece como un volcán en una sociedad que propicia conductas violentas, origen de tragedias expansivas.

La dramaturgia de Kelly va del milagro de la felicidad, del encuentro, el buen sexo y los logros, a la honestidad sobre la familia política, la rutina con los hijos, los celos, los conflictos de infancia que revelan la presencia del germen violento, entre envidias, destrucción, arrebatos y disculpas.

La anécdota que alude a un científico anciano, cierto de que la sociedad fue hecha para favorecer a los hombres, que debieran encontrar más obstáculos para detentar el poder, cruza ligera la narrativa de la protagonista, como si aludiera al proyecto de un loco, mientras se gesta la atrocidad.

La cuidadosa dirección de Itari Marta y el trabajo de Amaya Blas, hacen accionar y responder al personaje ante cada estímulo, como si se tratara de un gran nervio que a la menor señal responde pleno de vitalidad y energía. La acción en escena no cesa mientras la protagonista está ahí en el pasado, al que atrae, en el presente que comparte, en la expectativa, en la inconciencia.

Acciones, miradas, reflexiones, señas, recuerdos, viajan por la mente y el cuerpo de la actriz -quien fuera de una prisa inicial en que se desbordan las palabras-, construye un poderoso personaje, apenas capaz de percibir el abismo al que se aproxima.

El presente montaje de Solovino Producciones, cuenta con la producción ejecutiva de Hanna Berumen, la asistencia de dirección de Verónica Barba, asistencia de producción de Joan Page, diseño de iluminación y escenografía de Thalía Palacios y diseño gráfico de Laura Martínez.

Niñas y niños es una obra valiosa que apuesta por la reflexión profunda sobre la violencia enquistada desde la infancia en la sociedad y por un cambio urgente en cuanto al poder y el afán de control masculinos, así como por la toma de conciencia y las acciones para operar el cambio de las relaciones de familia y pareja.

Esta puesta en escena implica un fino trabajo de dirección destinado a un público que se entrega agradecido de saberse interlocutor, destinatario de un trabajo artístico que abraza el humor, la dulzura, los errores humanos, y pugna por encontrar la vía para que la parte masculina de la sociedad sea capaz de reconocer y asumir su propio miedo a auto doblegarse, a sentirse menos, a dejar el control, a vivir sin esas ataduras y a avanzar sin destruir lo que, supuestamente, más ama.

La obra se presenta hasta el 11 de diciembre en Teatro La Capilla, consulta horarios, precios y descuentos, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: