SÍGUENOS EN:


LAS ANTINAVIDEÑAS: Irreverencia y humor contra el pesar decembrino



Por Alegría Martínez/ Santa Baby, en la voz de Eartha Kitt, canción navideña de los años 50’, da la bienvenida, al público, entre otras piezas de este corte, al estreno de Las antinavideñas: siete obras breves que muestran la parte densa que la celebración no disipa, en quienes se sienten fuera de lugar cuando llega la segunda quincena decembrina con sus regalos, su aroma de felicidad, besos y abrazos con sabor a romeritos, pavo y bacalao, entre renos, pinos y esferas.

Dramaturgas y actrices, dan la palabra y otorgan voz, forma y presencia a una diabla lujuriosa, a una joven alérgica a la época navideña, a una divorciada adicta a Tinder, a una suicida en potencia que ama a los animales, al ímpetu zombi en estas fechas, a una frívola incapaz de madurar y a una monja que no soporta a sus novicias, cautivas de las redes sociales.

Este 2022, las mujeres protagonizan historias trágicas, fantásticas y cómicas que reflexionan en torno a la carga de tristeza que se vuelve más pesada en Navidad, cuando la mayoría se propone ser feliz a ultranza.

Las frases hechas, las críticas malsanas disfrazadas de advertencia amorosa, la envidia que en ocasiones recubre algunos regalos, la banalidad y una que otra tragedia personal que no deja de doler, se ponen de manifiesto en siete monólogos que bajo la dirección de Daniel Bretón, Jimena Emé Vázquez y Kat Rigoni, y Boris Shoemann, acompañan festivamente a una porción de espectadores que liberan con su risa lo que sienten que nadie puede comprender.

Una diabla llamada Lucy, expulsada del cielo por pura envidia, tiene la misión de eliminar la Navidad, por lo que convoca a las personas malas, con las que intentará poner su plan en marcha, en la obra Lucy Satanás, que cuenta con dramaturgia de Kat Rigoni, interpretación de Mariana Fuentes, que alterna con Kat Rigoni, bajo su dirección.

Ataviada con minifalda, largas botas y corpiño rojo, como sus cuernos y su cola, Lucy, dialoga con el público, copa en mano, sobre la inflación, el alto costo de los romeritos en una cadena de conocidos restaurantes, y algunos de los pecados que invariablemente salen a relucir en las fiestas navideñas en torno a los regalos, generadores de envidia, avaricia, soberbia, entre los cuales, la lujuria es uno de sus favoritos.

Navidad en erupción, escrita por Araceli Piña Rojas, con interpretación de Mariana Trejo Nieblas y dirección de Daniel Bretón, plantea la historia de una joven en busca de los medios sanar su urticaria navideña, que comienza cada año desde el mes octubre, agravándose sin remedio a medida que se acercan las festividades decembrinas con su publicidad, sus figuras, tonadillas y personajes caricaturescos.

Su esperanzador peregrinar en busca de alivio, desde la ciencia médica, hasta las curas misteriosas y de milagro, conducen a la chica de vuelta a casa, donde un suceso acontecido años atrás, podría esconder la respuesta sobre el origen de su mal.

Tu Navidad está en camino, tiene como personaje principal a una atractiva y joven mujer divorciada, adicta a las citas de Tinder, que afronta desilusión y soledad, acompañada de una tortuga, la noche del 24 de diciembre. Su llamada telefónica a una conocida marca de comida rápida, le devuelve la esperanza, al tiempo en que confiesa al empleado que le atiende, el alud de motivos que la alejan de acudir a la cena navideña en el hogar materno, donde habladurías, cuestionamientos e incomprensión, serán envueltos para ella en un tono amoroso. Escrita por Sofía Mora, con dirección de Daniel Bretón, la obra es interpretada por Jules López.

El intrincado camino rumbo al suicidio en la caótica, sobrepoblada, e insensible Ciudad de México, es parte de lo que recorre el personaje de la obra Feliz suicidio navideño, escrita e interpretada por Alejandra Martínez, quien bajo la dirección de Boris Shoemann, hace pasar al espectador, de la sonrisa solapadora, a la comprensión, la compasión, la ternura y el asombro, al llegar un desenlace inesperado, que en efecto podría ocurrir sin duda alguna en los medios de transporte de una metrópoli, donde lo que menos importa es la persona.

Querido Santa, de Jules López, con dirección de Daniel Bretón y actuación de Delia Ventura, es una invitación a habitar por unos minutos un planeta devastado, donde los zombis han obligado a ocultarse a los pocos seres humanos que siguen en lucha por sobrevivir. La chica que se dirige al público como si formara parte de su comunidad, añora los festejos navideños con todo y sus rasgos desagradables. Su ímpetu festivo y generoso, al interior de algún lugar subterráneo ante la invasión, invita a seguirla hasta donde el convidado quiera llegar.

Una joven mujer, a quien Santa ha hecho regalos caros y ostentosos toda su vida, emprende la aventura de hacer un ponche para sus amigos con la ayuda de quien ha sido trabajadora doméstica durante años en casa de su madre. La falsa honestidad del personaje de la obra Conversación de adultos, con dramaturgia e interpretación, Fer Vati y dirección de Boris Shoemann, que esconde tiranía y soberbia en su melosa petición a Santa, transmitida a través de un video, narra un accidente, que en su voz, la auto libera de responsabilidad alguna y la baña de una fingida bondad raquítica, con la que juega a cubrir su cinismo barnizado de inocencia.

Benditas tradiciones, con dramaturgia de Cyntia Tenorio, interpretación de Araceli Piña Rojas y dirección de Daniel Bretón, tiene lugar el día del cumpleaños de Jesús, cuando una monja pide ayuda a su Señor para liberarla de cuatro novicias pertenecientes a la generación Z, que son partícipes de los pecados del mundo gracias a su teléfono móvil y a su incesante incursión en redes sociales. La superiora, en busca de un milagro que reconvierta a las jóvenes, propicia, en su amplia ignorancia y su ciega fe, una catástrofe mayor a la que ya hacía frente.

Los personajes de Las antinavideñas se hablan de tú con la Diosa odiosa, con Jesús y con Santa, como si fueran sus interlocutores asiduos, confidentes sabedores de sus pecados y penas, hábito en el que coinciden con los amantes de la Navidad, en un mundo donde la soledad agobia a una mayoría que necesita festejar, mientras otra parte de la comunidad humana busca un lugar donde guarecerse.

La obra se presenta de lunes a domingo, hasta el 30 de diciembre en Teatro La Capilla, consulta horarios y precios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: