SÍGUENOS EN:


EL SHOW DEBE CONTINUAR: ¿Qué tan difícil puede ser entretener al espectador?



Por Roberto Sosa/ El espectáculo no se detiene aún en condiciones adversas. La compañía se va de gira, para el director debe ser un año perfecto, darán más de 180 funciones y ninguna se debe cancelar. El viaje por carretera los pondrá a prueba, un año de viaje por caminos sinuosos; los camerinos en algunos recintos son bodegas improvisadas, en otros la electricidad es un lujo. Desde los cinco años Jeff soñó con ser actor, el sueño podría ser una pesadilla.

De Jeff Leard el monólogo tiene como protagonista a un actor “todo terreno”, que se desdobla en varios personajes para narrar la historia. Jeff encarna al director de escena, un actor enano, una actriz con aires de diva; maneja un estropeado y viejo vehículo en el cual se desplazan por carreteras intransitables. La compañía debe llegar y dar función. El show debe continuar.

La traducción, adaptación y actuación son de Marcos Radosh quien da vida a Jeff el personaje, Jeff es Marcos y viceversa. El personaje escoge al actor y el actor habita al personaje, al encarnar al protagonista Marcos se representa a sí mismo. Una mirada muy interesante y divertida de un actor que vive y narra lo que sucede arriba de un escenario, durante una gira que tiene como consigna no cancelar ninguna función.

Eduardo Soto dirige un texto que habla de teatro desde el teatro. Su acertada labor logra que relato y protagonista vayan por el mismo camino, en el mismo sentido. El ritmo es vertiginoso y con mucho movimiento, Soto cuida que su actor no se pierda entre telones, vestuario y caracterizaciones que el protagonista demanda. Sobre el escenario se deja ver la afinidad y correlación entre actor y director.

Los diseños de iluminación (Mario Serralde), de escenografía y vestuario (Verónica Maya y Carlos Soto) contribuyen de manera importante en el buen resultado. Los espacios por donde transitan relato y personaje son una analogía de la ficción y realidad que abrazan las anécdotas que viven los personajes interpretados por un solo actor. El vestuario es propio, juega con una especie de peto con holanes con el que genialmente y se caracteriza de un personaje a otro en cuestión de segundos.

El show debe continuar es teatro para un solo actor quien desdobla su personalidad para abrir la imaginación del espectador. El talento de Marcos Radosh logra que el público conozca las vicisitudes de un joven que desde niño soñó con ser actor. Las incidencias que le ocurren al colectivo durante la gira, son el fundamento de este divertido y espléndido montaje.

¿Qué tan difícil puede ser entretener al espectador…? Para saberlo será necesario indagar la oferta teatral, aquí está una que cumple con lo requerido, una puesta en escena redonda que nos versa sobre la complicada y tumultuosa vida de un actor, representada con ingenio, talento y mucha diversión para que el público no deje de reír, sin importar que el artista tenga que sortear lugares inhóspitos para llegar y dar una función de RUMPELSTILSKIN.

Las funciones son  los sábados, hasta el 22 de octubre, en Teatro La Capilla, consulta horarios, precios y descuentos, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT







Sigue a
Cartelera de Teatro en: