aqui

Fotos: Cortesía Producción/ A cargo del colectivo Teatro Sin Paredes, Tártaro. Réquiem de cuerpo presente por el niño que aprendió a matar, estrena temporada en el Teatro del Centro Cultural Helénico, bajo la dirección del reconocido director de escena, David Psalmon.

Escrita por Sergio López Vigueras y protagonizada por Bernardo Gamboa, la obra reflexiona sobre la situación que atraviesan miles de jóvenes en nuestro país, que terminan por unirse a las filas del crimen organizado, siempre ávido de nuevos reclutas procedentes de los extractos más vulnerables de nuestra sociedad.

La trama cuenta la historia de un joven sicario que no tuvo otra opción, para sobrevivir. En medio de las ráfagas, siente el golpe del disparo que segará su vida e, intentando hallar sentido, recorre sus momentos clave, desde su anémica gestación y la agonía de su madre provocada por sus condiciones de trabajo.

El joven vio a su pueblo ocupado por camionetas de lujo y acallarse ante las ráfagas nocturnas, vio a su hermana ser levantada y no volver. Se hizo halcón, casi jugando, luego escolta de un jefe de plaza. Ganó poder y sembró muerte. Finalmente se hizo sicario, convirtiéndose en una máquina de muerte.

De acuerdo con sus creadores, el montaje es una tragedia contemporánea, un reflejo de lo que también sucede en los ranchos, en los pueblos, en las calles donde el neoliberalismo hace sentir cada vez más sus estragos.

Cuenta con el diseño sonoro de Daniel Hidalgo Valdés; el diseño de vestuario de Mario Marín del Río; y el videoarte y dispositivo multimedia de Miriam Romero.

Tártaro. Réquiem de cuerpo presente por el niño que aprendió a matar dará funciones los lunes y martes del 26 de abril al 1 de junio en el recinto ubicado en Av. Revolución 1500, Col. Guadalupe Inn.

Consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.