SÍGUENOS EN:


PAISAJES ELÉCTRICOS: Un llamado urgente a la toma de conciencia



 Por Alegría Martínez/ Hombre y mujer habitan el interior de una gran máquina en el espacio, plataforma desde donde añoran llegar a la Tierra, sin saber si aún existe.

El lamento por la pérdida de lo que jamás han poseído abre y cierra la ilusión de volver a un lugar desconocido que suponen propio, a partir de viejas lecciones escolares en cuyos libros no se puede comprobar la existencia de dicho planeta.

Gibrán Portela y Penélope Alfeirán, autores de Paisajes eléctricos, plantean los sucesos que vive una pareja en la que ella busca desesperadamente el turno que le permita viajar a ese lugar habitado por antiguas generaciones que emigraron tras devastar su espacio vital.

La prudencia del hombre que se dedica a entregar las cartas a los allegados de quienes lograron arribar al planeta soñado, adormece su ansiedad de certezas y detiene su ímpetu interrogativo ante la posibilidad de un viaje que se dilata en su inicio rumbo a un final incierto.

La dramaturgia hace un llamado urgente a la toma de conciencia sobre el cuidado de nuestro planeta, el único lugar habitable hasta ahora. Pondera la comunicación escrita mediante misivas en las que se narran actividades sorprendentes que se empiezan a volver cotidianas en quien las escucha, y destaca la necesidad de un renacimiento a partir de la conservación de la naturaleza.

Ante la imagen gigante del planeta Tierra al centro de un escenario flanqueado por dos lustrosas rampas blancas, los dos personajes de esta historia transitan de un lado a otro de su encierro espacial, impulsados por la necesidad de sustituir su vida, incluida la comodidad que brinda la inteligencia artificial, por lo que imaginan como su natural opuesto.

Sixto Castro Santillán, director de obras como Andrónico y Fritzl, agonista, por mencionar solo dos de sus crudos y reveladores montajes, dirige en esta ocasión un texto de ciencia ficción que indaga en este género, al que aún le falta crecer y desarrollarse en general para su crecimiento dramatúrgico.

En esta oportunidad, el director conduce a dos jóvenes actores, Tania Noriega y Eduardo Córdoba, protagonistas de Paisajes eléctricos, por la incertidumbre, la ansiedad, el miedo y la ilusión que plantea el contradictorio viaje a la promesa de lo desconocido, entre el misterio y la búsqueda de una verdad que se transforma.

El sueño de un paisaje con montañas se estrella ante una rutina que marca actividades, descanso y hora de alimentarse mecánicamente, al tiempo que renace junto a la única planta viva, como los dos seres humanos que se preguntan por sus congéneres, antiguos pobladores del globo terráqueo.

La correspondencia que sobrevive al distante viaje, es leída por el cartero bajo su linterna, y dicha por sus autores desde una pantalla que los muestra en una toma de medio cuerpo. La escenografía intencionalmente aséptica de Abimael Méndez, que delimita espacios con esquinas y pasillos pulcros, prácticamente libres de mobiliario, encuadra en dos monitores laterales con fondo blanco a quienes narran experiencias fantásticas desde la lejanía.

La intermitencia de la luz, el humo y el azul del espacio que rodea a los protagonistas, los deposita en un vacío en el que su interior se debate en torno a una silla de ruedas que remite a la imposibilidad de salir andando, a la necesidad de ser transportado, de asirse a un artefacto externo como el que los contiene, donde una voz amable, aunque fría, les pide auto control y fe al mismo tiempo.

Paisajes eléctricos convoca a tomar conciencia, a preservar lo que aún tenemos de vida natural en nuestro planeta, incluidos los reinos que aún lo conforman.

La obra se presenta hasta el 15 de octubre en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.









BANNER4_ALT

Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ


Sigue a
Cartelera de Teatro en: