SÍGUENOS EN:


UN BESO EN LA FRENTE: Un obra que conmueve y trastorna



Fotos: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/ Un beso en la frente, muestra de ternura, protección e interés. Ana fue golpeada brutalmente por su esposo Víctor, quedó en estado de coma. Él fue encarcelado, ella pasó ocho años de su vida postrada a una cama;  Ana escuchaba las voces de su madre e hija, la interacción entre las tres, le ayudó a superar poco a poco esa etapa. Cuando Ana despertó, fue para ella y su familia volver a vivir la misma pesadilla: Víctor había salido de prisión.

Él le dio su primer beso y con un anillo le pidió que se casaran; ella no imaginó lo que vendría después. La violencia ejercida por su esposo escaló del maltrato emocional a violentas golpizas. “Lo quise dejar y me dislocó un hombro…”. Cuando Ana volvió del letargo, su entorno no era el mismo. ¿”Por fin ganó ese señor la presidencia…?” Lo más preocupante es que este mundo seguía habitado por bestias.

Jimena Eme Vázquez hace la adaptación de la obra homónima de Esther B. del Brío González. El eje dramático gira en torno a la violencia de género; la puesta en escena simboliza la lucha de las mujeres que intentan salir de esta trágica situación. Es un texto poderoso que perturba por su contenido y por la forma en que lo aborda. La obra conmueve y trastorna sobre todo –por obvias razones- al público femenino.

La dirección es a cargo de Isabel Toledo, su propuesta escénica es sobre un espacio reducido con el público de cerca. Hace un recuento anecdótico y emocional de lo sucedido. Centra el discurso en las actuaciones, trabaja sobre las experiencias de cada una las actrices y de todo el equipo en relación a la violencia de género. Al respecto comentó: “El inconsciente de la obra es nuestro propio dolor y nuestras propias reflexiones. Es importante también que los hombres hagan una labor de deconstrucción de su masculinidad y hagan un espejo con el agresor”.

Las actuaciones son de Tae Solana y Assira Abbate, las dos encarnan a las tres protagonistas: la madre, Ana y su hija; se visten igual. Las actuaciones nos las veo equilibradas, Assira matiza, crea y construye, se transforma con cada personaje. Tae no está en el mismo nivel, su trabajo es más sencillo, los personajes no los siente igual, su actuación así lo refleja. El desempeño de ambas no está en el mismo nivel.

Un beso en la frente es teatro que afronta la violencia ejercida contra las mujeres; un tema recurrente en el teatro, pero a sí mismo necesario. El discurso escénico no es solo que las mujeres se identifiquen con las protagonistas, va también dirigido a los hombres, para que, desde su mal entendida masculinidad dejen de violentar, maltratar y someter. Hasta decir basta, no más violencia de género.

El diseño de escenografía, iluminación y vestuario es de Natalia Sedano; diseño sonoro, Diego Espinosa; asistente de dirección Xóchitl Galindres.

Las funciones son en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón de jueves a domingo, hasta el 2 de febrero, también ofrece funciones de matiné, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT









Sigue a
Cartelera de Teatro en: