SÍGUENOS EN:


SEMINAR: Una obra limpiamente construida



Fotos: Berenice Villatoro

Por Luis Santillán/ Quizás una de las razones centrales para asistir a la obra Seminar es el trabajo de Rafael Sánchez Navarro, ver en escena a actores como él siempre es un atractivo, dado que su actuación en sí es un compendio del devenir teatral mexicano. En esta obra encarna a “Tomás”, un personaje sarcástico, dominante, y, empleando la cualidad de la sinceridad, generoso. Construye el personaje de tal manera que tiene gran naturalidad cuando recurre a críticas ácidas, pero también cuando expone su vulnerabilidad.

Seminar de Theresa Rebeck es una obra estructuralmente bien cimentada, cada escena cumple una función para construir los arcos de tensión sobre la línea anecdótica del personaje “Martín”, los personajes de acompañamiento sirven para establecer el contexto donde el aspirante a escritor expondrá sus debilidades y defectos para llegar al final esperado. El contexto creado sirve para mostrar tópicos del universo literario, tanto del proceso de estudio, de creación y de comercialización.

La estructura sostiene el ejercicio del reflejo: “Tomás” tiene en el pasado un momento de quiebre, al ser descubierto por sus estudiantes, se pone en duda sus cualidades, al ser reflejada una situación en el joven autor atormentado se explica pasado y presente.

El texto de Rebeck es un texto limpio, bien escrito, cuya comedia se alimenta del círculo literario de Nueva York. Para Rebeck el juego de un escritor que quiere proyectarse como novelista, pero terminará como guionista de Hollywood es un chiste, pero solo anecdótico, su lugar en el ámbito literario lo tiene asegurado, tanto por el apellido como por la solvencia que tendrá como guionista, por lo tanto, el recorrido del personaje es jocoso, esnobista.

Rebeck construye con tópicos, los coloca de manera acertada para darle movimiento a su universo. Esos engranajes los emplea Diego del Río para, por medio de la dirección, crear escenas donde el ritmo es ágil, donde los elementos de comedia funcionan, donde la obra fluye, la fuerza emotiva puede sentirse en reacciones que construye Cristian Magaloni cuando su personaje “Daniel” es acosado por su calidad literaria, cuando empata con la “travesura” a la que recurre el personaje “Karen” para demostrar que es capaz de escribir.

Un elemento de gran aportación es el trabajo de Andrés Penella quien crea la música original. Mediante la música, la obra marca el tono que desea desarrollar, la textura actoral que se ansía.

Seminar de Theresa Rebeck bajo la dirección de Diego del Río es una puesta en escena que divierte, que le permite imaginar al público lo que ocurre en el mundo de escritores en desarrollo y tiene los elementos para causar buenas impresiones.

La obra se presenta hasta el 22 de marzo en el Teatro Milán, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: