SÍGUENOS EN:


MOULIN ROUGE!: Del poder, el amor y el color rojo



Foto: Cortesía Boneau/ Bryan-Brown (Matthew Murphy)

Por Saúl Campos/La orden de cada noche en el Moulin Rouge! Involucra fiesta, deseo, placer música, danza, gozo y todo lo que los bailarines, acróbatas y demás tengan para dar a la aristocracia y bohemios que buscan deleitarse al ritmo del Can Can francés, con actos de cabaret tan maravillosos como el de la estelar Satine, una de las cantantes y actrices más pronunciadas que chocará su vida a la del joven Christian en una confusa noche donde ella le creerá un millonario duque por error. Tras enamorarse y al descubrir la verdadera facha del joven, Satine se debatirá entre el amor del bohemio y el ceder ante el real adinerado, quien podría ser la salvación para más de un secreto que ella lleva cargando.

La calidad de Broadway va calada y garantizada, así que no hay nada que le podamos pedir a la producción que no nos tenga lista: el color, los ornamentos, la belleza, la sensualidad y cada detalle en la escenografía que sea capaz de construir un universo similar, pero distinto al imaginario que Baz Luhrmann nos diera con la película del mismo nombre en la que se inspira la obra, y que rompió todos los esquemas con un concepto de rockola avant- garde que tenía algo para conectar con cada persona.

La dirección de Alex Timbers toma la visión de Luhrmann y nos otorga un concepto del Moulin aún más entregado a la pasión, uno en el que el amor de Satine y Christian se torna más rojo en medida que la presión de ayudar a los demás se involucra con el amor propio y con una idea del felices para siempre que no necesariamente es leal al destino.

Timbers va edificando todo alrededor de la adaptación que John Logan propone, en el que las canciones de la cultura pop se mantienen y actualizan sumando coros de Sia, Lorde, Lady Gaga y más al clásico listado con Bon Jovi, Kiss, Madonna y Marilyn Monroe. El resultado es una galería musical francamente apabullante.

Y es justo apabullante, una palabra con la que podríamos describir al musical. En Moulin Rouge! Hay un momento en el que tenemos muchos estímulos alrededor. Entre coreografía, música y escenotecnia, la obra (curiosamente) da demasiado al espectador, algo así como un orgasmo sensorial.

Con todo y todo, estamos hablando del musical que se llevará sin duda alguna, el Tony a musical original este año. Y que seguro también tendrá el de la escenografía de Derek McLane, la iluminación de Justin Townsed, el vestuario de Catherine Zuber y la coreografía de Sonya Tayeh. Todos espléndidos en igual medida.

Dentro de la propuesta discursiva que el montaje propone, hay un dejo de impulso a la vida misma que rescata la teoría misma del auténtico club social francés, en el que vivir la vida era el principal motivo para todo. Ese deseo de ser feliz, de realizar todo e impulsar al bohemio interno es una catarsis que sucede de manera orgánica, se agradece y suma un gramo de esperanza a la construcción de un mundo feliz quizá.

La compañía completa ofrece una franca interpretación por cada elemento, un organismo bastante coral del que inevitablemente destacan Aaron Tveit como Christian y Karen Olivo como Satine junto a Tam Mutu como El Duque y Austin Durant como el dueño del Moulin!, Harold Zidler. Sin duda, la interpretación de Your Song, en voz de Tveit a una desvaneciente Satine, es un momento tan iconico como el ver a Maria darle el último adiós a Tony en West Side Story… sí, ese Tony ya tiene dueño en camino.

Presenciar MR! en Broadway en 2020 es una parada obligada para cualquier amante del teatro musical, un estímulo preciso, ¿por qué? Because we CAN CAN CAN!

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.






Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: