SÍGUENOS EN:


MALEVOLANCE: La preocupación por exponer mediante la danza



Por Luis Santillán/Malevolance, diferentes formas de salvarse a sí mismo es un proyecto escénico de la compañía Udâna Plataforma de Creación Escénica que estrenó en el 2017. Está construido con una suma de lenguajes: danza, música, proyección, teatro. El tema central es el desplazamiento forzado, principalmente de comunidades colombianas y algunas mexicanas, donde las mujeres son el centro de los relatos.

La estructura del relato está formada por segmentos fragmentados de experiencias, algunas expuestas por video, otras verbalizadas por alguna de las ejecutantes. El vehículo central es el cuerpo en movimiento, esto coloca mucho del discurso en la interpretación sensible el espectador.

El proyecto ha tenido diversas reseñas favorables, mismas que se centran en la exposición temática; la función presenciada quizá no fue afortunada y eso influye en la percepción de la propuesta.

Aglaé Lingow Medina es quien menos tiempo está en escena, más cuando ejecuta el canto, la danza o la recreación de situaciones posee fuerza, matices, variaciones que la hacen destacar. En ella se puede ver qué busca la propuesta, dado que su movimiento corporal, la ejecución dancística y la aportación emotiva en el uso de elementos provocan un impacto en el estado de ánimo.

La autoría y dirección es de Sandra Milena Gómez, ella también está en escena la mayoría del tiempo. Si bien Milena tiene una secuencia de secciones con las cuales construye la puesta en escena, da la sensación de falta de unidad. Podría ser que la apuesta es por la suma emotiva, puesto que es evidente que hay una renuncia a la línea anecdótica, pero queda la sensación de ver un segmento que se repite y se repite sin resignificación, desarrollo o evolución.

Los elementos con los cuales construye Milena no siempre tienen el espacio y tiempo para explotar su potencia, por el contrario da la sensación de saturación porque entran en juego al mismo tiempo, sin que haya una jerarquía, un foco, un punto central que convoque la suma de signos.

Las partes más sólidas son aquellas que se sostienen únicamente por las secuencias coreográficas, sumadas a la propuesta musical de Andrés Solís, se perfilan tanto por la carga emotiva como por las variaciones de ritmo que generan en la propuesta.

Cuando se verbalizan las anécdotas, éstas se escuchan impuestas, ajenas, desgastadas; quienes las exponen pierden la construcción corporal, el cuerpo se vuelve torpe, vacío. No queda del todo claro por qué ocurre ese contraste tan fuerte, los segmentos dancísticos tienen potencia, los actuados, no.

Malevolance, diferentes formas de salvarse a sí mismo, desde la mirada de muchos es un trabajo escénico con la fuerza escénica para exponer la violencia y las repercusiones a las que son sometidas mujeres desplazadas; una función débil no necesariamente determina la calidad de todo un proyecto.

Las funciones son en el Teatro Sergio Magaña hasta el 11 de marzo, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: