Skip to Content

SÍGUENOS EN:


TRAGALUZ: Un rayo de esperanza



Por Roberto Sosa/Es una noche fría al norte de Londres, en su apartamento Kyara recibe una  inesperada vista, es Edward, hijo de Tom. “¿Supiste que murió mi madre…?”, pregunta Edward. Kyara y Tom fueron amantes, cuando la esposa descubrió el engaño, Kyara se fue de su vida. “Tal vez tú puedas ayudarlo…”. Esa noche sin pensarlo, Edward prepara el camino para que su padre se encuentre con la mujer  que le dio sentido a su vida.

Un tragaluz inclinado en el techo le permitía ver parte del bosque; Tom lo mandó instalar en la recámara de su moribunda esposa. Ahora, un año después Tom y Kyara vuelven a encontrarse; la estancia es fría, análoga con su relación. Tom es ahora un acaudalado y poderoso restaurantero; Kyara dejó comodidad y lujos por una vida académica, vive en un barrio modesto. Ambos caminan en sentido opuesto, contrario… su relación quedó atrás.

Del dramaturgo británico David Hare, Tragaluz (Skylight, título original) se estrenó en West End (un área urbana de Londres) en el Cottesloe Theatre en 1995. Se presentó en  Broadway al año siguiente. En 1997 la obra ganó el premio New York Drama Critics Circle como Mejor Obra Extranjera. El eje dramático gira en torno a la relación amorosa entre un hombre maduro y una mujer más joven.

El texto de Hare plantea la imposibilidad, el impedimento emocional de una pareja que no logra superar, a pesar del amor que se profesan. A Tom le molesta  ver a Kyara vivir en un frío apartamento y los alimentos que consume; él le ofrece una vida distinta, desde otra perspectiva, en un lugar cálido y cómodo. Sin embargo, ella es idealista, tiene una visión distinta del mundo que habita. ¿Y el amor que ambos sienten…? ¿Será suficiente para librar obstáculos, el abismo que los separa…?

Bajo la dirección de Luis de Tavira, el texto toma otra dimensión, dirige con mesura, tacto y juicio. Se toma el tiempo necesario para que el espectador se enganche, siga poco a poco el desarrollo y experimente las mismas emociones y sensaciones que viven los personajes. No hay nada injustificado o superfluo, es un trabajo impecable, como todos los que el maestro realiza.

Las actuaciones son de Marina de Tavira, Rafael Sánchez Navarro y Aldo Bringas. Los tres actúan perfilados con la manera en que construyen sus personajes. Hay equilibrio en sus actuaciones. Bringas está exacto, encarna bien a su personaje. Sánchez Navarro es la primera vez que trabaja con Luis de Tavira, se puede apreciar que sabía lo que el director esperaba de él, lo hace con rigor y manifestando talento, buen trabajo.

Marina vivió una vorágine mediática después de participar en la cinta Roma, el éxito para ella fue una experiencia extenuante. Ahora regresa a casa -lo suyo es el teatro-, vuelve al recinto que la formó como actriz: La Casa del Teatro. Generosa con la interpretación de su personaje: matiza, construye, maneja el subtexto de forma excepcional. Su rostro expresa deseo y el coraje; enuncia formidablemente las diferencias que tiene con Tom. En su cara y mirada se percibe el amor… y el dolor. Sin duda es un trabajo grandioso… teatral.

La escenografía es del maestro Alejandro Luna; vestuario, Carlo de Michelis; música original y escenofonía, Pedro de Tavira Egurrola. Versión de Luis de Tavira, Marina de Tavira y Rafael Sánchez Navarro. Producción general, Incidente Teatro.

Las funciones son en la Casa del Teatro hasta el 7 de julio, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Te puede interesar:



Un comentario sobre “TRAGALUZ: Un rayo de esperanza

  1. Muy interesada en recibir información de las actividades programadas por Casa del Teatro,
    De antemano, muchas gracias.
    Evangelina Osio

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.