SÍGUENOS EN:


TODOS SANTOS: Las confesiones frente a la molienda



Por Saúl Campos/María, así como la Virgen, es una empleada doméstica y está preparando el mole para ir a la fiesta de su pueblo, una muy especial en la cual celebrará a los suyos. Hace mucho que no regresa a Todos Santos, ese lugar del que tuvo que huir y donde se quedaron tantos recuerdos de diferentes tonalidades. Mientras los chiles, la sal y el pan, pasan bajo el metate, ella se pregunta ¿De que depende la vida, cuando a uno lo han matado tantas veces?

Original de Mónica Perea, bajo la dirección de Sixto Castro Santillán, Mayra Sérbulo nos otorga una clase de actuación franca y directa en Todos Santos, un monólogo sobre la violencia ejercida en pueblos indígenas por el narcotráfico y las fuerzas armadas, entre los olores de mole y el sabor rasposo del mezcal, un texto que como dicho licor es un trago difícil de pasar.

Perea analiza con precisión el comportamiento de una mujer alejada de sus raíces, sobreviviendo en un lugar completamente distinto al que la vio nacer, por la necesidad de seguir viviendo, ¿Pero a costa de qué? ¿La pérdida de sus valores culturales, tradiciones? El análisis que la autora propone sobre la desvalorización de uno de nuestros grupos sociales más importantes en el país frente a la aculturación, aparece con una naturalidad tan grande que asusta realmente el como se percibe este fenómeno en su espejo social real.

Frente al reto de la dramaturgia, la dirección propone un tono naturalista que nos deja ver a un personaje construido con una serie de capas llenas de veracidad. María es una mujer que siempre ha tenido un carácter recio, sí, sin embargo, la vida le ha enseñado a moldear ese mismo carácter para hacerlo mucho más resistente a otro tipo de pruebas, y mucho más sensible a otro tipo de cambios. La mirada que el director nos da frente a esta evolución es un verdadero viaje de emociones, que nos deja comprender como una persona puede cambiar tanto al verse expuesta al dolor en diferentes formas.

Más si algo destaca la dirección de Castro no es solo la denuncia ante la impunidad o la injusticia. Quizás una de las valías más grandes es que el director encuentra una mirada que nos permite apreciarla belleza de la resistencia frente a la turbulencia. Y la tradición como bandera de amor frente a la violencia.

La actuación de Mayra Sérbulo es una auténtica composición escénica que representa la entrega que una actriz debe tener para poder dar vida a una historia tan compleja. Sérbulo se entrega por completo con una franqueza que el espectador agradece de pie y con lágrimas de auténtica conmoción por la historia que le ha contado. Un valor que pocos consiguen al pisar solos la escena.

Todos Santos no es para nada teatro ligero, ni una obra sencilla para digerir, es una auténtica invitación a la conciencia y preservación de las tradiciones, para lograr hacer una memoria en señal de ofrenda, en apoyo a quienes luchan día a día por salvar más que sus culturas, sus vidas mismas quizá.

La obra ofrecerá una función especial este 12 de marzo como parte del Festival Tiempo de Mujeres en el Teatro Isabela Corona a las 20:00 horas.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT










Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: