SÍGUENOS EN:


SEPULTURAS: Entre efímeros y dolorosos recuerdos



Fotos: Miguel Ángel Díaz

Por Roberto Sosa/Sepulturas, cavar en el pasado para intentar enterrar el presente. Robert vivió los horrores de la guerra, se enlistó en el ejército de los Estados Unidos con la promesa ser ciudadano estadounidense. Vietnam es un país ajeno y lejano, contendió en un conflicto que no era suyo, que no le pertenecía. Fue uno más que regresó y se ganó el respeto por ser un veterano de guerra, ahora transita entre la locura y la cordura.

El detrimento es físico y mental; en combate un proyectil impactó sus genitales, vació su hombría y ahora no puede contener sus secreciones. Bajo su uniforme una bolsa contiene su excremento, en otra bolsa, en su mente,  intenta esconder los horrores que vivió en la conflagración. Confinado en un hospital, paga para ser atendido. “No sirven más que para limpiar la mierda…”.

Escrita por el dramaturgo Hugo Alfredo Hinojosa, Sepulturas es un viaje a la abstracción, una travesía por la psique de un enfermo que debate su existencia entre efímeros y dolorosos recuerdos. La línea dramática atraviesa al protagonista, un personaje que en el encierro, poco a poco desvanece su memoria. El texto de Hinojosa es un oscuro relato que exhibe ante el espectador los horrores, la pesadilla que vive un ser humano.

La dirección es de Ema Dib, magnífica, teatral; cada escena enlaza y representa la índole del texto, sostiene el poder de la dramaturgia. Los recuerdos oscuros de Robert, los representa con humor negro; significa algunas escena con música y canciones que confortan al personaje y a los asistentes. No deja vacíos, desde su mirada todo encaja y funciona bien. Es un trabajo honesto.

Las actuaciones son de Arturo Ríos / Humberto Solórzano (Robert), Bárbara Eibenschutz (Dolores), Rodolfo Arias (Alonso) y Muriel Ricard (La vida). Bárbara es la enfermera que cuida al veterano de guerra, y es también la esposa que aparece en sus recuerdos, buen trabajo con ambos personajes. Rodolfo es un amigo en el hospital y es el Dr. que le pide que se suicide, muerto lo puede vender en 5 mil dólares. Experiencia y talento plasmados sobre el escenario.

Muriel Ricard demuestra su versatilidad, canta y actúa de forma espléndida. La vida es un personaje que al protagonista le trae los mejores y perores recuerdos –la vida misma. Arturo Ríos –él dio función el día que fui- es un monstruo, su trabajo es impecable; como espectador uno debe agradecer verlo actuar. Le creo a su personaje por la forma de interpretarlo, vivirlo y transmitirlo. Transfiere al espectador dolor, sufrimiento y desesperación, sin duda una actuación memorable.

Sepulturas es una obra honda, que trastoca por el tema y cómo lo aborda. Robert es un veterano de guerra que huele a mierda, como apesta la humanidad; se caga en su uniforme como podría cagarse encima del sistema, en un mundo cruel e incomprensible. Los gobiernos poderosos hacen la guerra y los países pobres ponen los muertos y los heridos. Que pinche mundo…

Escenografía, Francisco Álvarez y Arelly Blas; iluminación, Francisco Álvarez; vestuario y utilería de arte, Tolita y María Figueroa; música original, Omar Guzmán. Producción, Calipso Producciones y Teatro UNAM.

Las funciones son en el Teatro Santa Catarina de jueves a domingo, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.









BANNER4_ALT








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: