SÍGUENOS EN:


¡QUE ARDA TEBAS!: Un clásico muy a la mexicana



Fotos: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/ ¡Que arda Tebas!, es el título de una versión contemporánea de Edipo Rey. Es la noche de estreno, entre los asistentes se encuentran funcionarios del gobierno con los que se debe quedar bien. El responsable del proyecto es un joven director de escena, Santiago Cruz Mendiola; el actor principal no ha llegado, además debe lidiar con los contratiempos  que acontecen antes de la función que inicia una temporada. Retardar la tercera llamada sería una opción, lo que no está a su alcance es prorrogar el temperamento de su elenco.

El posdrama Edipo Rey se convierte en un escaparate que le muestra al espectador lo que ocurre en camerinos, entre piernas y sobre el escenario, antes y durante la función de estreno. El reparto de actores-personajes lo integran intérpretes veteranos, maduros y jóvenes, equilibrio necesario que refleja el universo de los teatreros en su ámbito. Lo que sucede sobre las tablas se desborda y alcanza a los asistentes.

De Américo del Río, la obra muestra de forma hilarante el mundo de quienes hacen teatro, aquí caben todos los involucrados, técnicos, asistentes, directores, dramaturgos, actores, creativos, etc., etc., se ven reflejados en este enorme espejo en diversos momentos del espectáculo, incluso el público.  Américo se ve y visualiza a sus compañeros de profesión; su texto está espléndidamente bien articulado.

Cuenta con la dirección de escena de Juan José Tagle, joven creador que capta a la perfección la cualidad de la obra. Su propuesta es una dicotomía, un posdrama y una comedia que dialogan y convergen de forma divertida en el mismo espacio. Tagle equilibra y cuida ambos lenguajes escénicos. El resultado es un montaje donde todos se reconocen y se miran, como son dentro y fuera de escena.

Cuenta con las actuaciones de Lucero Trejo, Héctor Holten, Hamlet Ramírez, Samantha Coronel / Luz Olvera, Miguel Narro, Estephany Hernández y Américo del Río. Un elenco que reúne experiencia y juventud, balance necesario para abordar un tema con estas características. Jóvenes apoyados por adultos, cuya trayectoria les otorga respeto, camino que algunos los vuelve irresponsables. Cada uno trabaja su personaje desde sus propias convicciones.

El pretexto es Edipo Rey, un clásico del teatro griego que nos habla de una tragedia, acá la tragedia es hacer teatro, y cómo hacer posdrama de un clásico muy a la mexicana. Los mexicanos y los antiguos griegos tenemos muy poco en común; incendiar la escena y que arda el teatro. “Lo peor del teatro son los teatreros…”

¡Qué arda Tebas! Es meta-teatro, el quehacer teatral que habla, se ve y se carcajea de sí mismo. Un ejercicio necesario que libera a quienes lo hacen y lo ven. Una purga que desboca emociones y deja un buen sabor de boca. La puesta en escena es una perenne necesidad de ver y verse para reírse de lo que se mira. Habrá  a quien le caga el teatro que habla del teatro, después de ver esta obra, me cago, pero de risa.

Escenografía e iluminación, Patricia Gutiérrez; diseño sonoro, Alberto Rosas; vestuario David Molina. Producción Escénica S.E., la presenta en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque hasta el 16 de junio.

Consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: