SÍGUENOS EN:


NO TODAS VIVEN EN SALEM: Un sortilegio escénico



Por Luis Santillán/ Caracola producciones ha desarrollado de manera contundente un lenguaje escénico, la exploración en el teatro de objetos sumada a la poesía visual que le caracteriza, les coloca como una compañía que amerita siempre ir a ver sus producciones.

Cada una de sus propuestas son sorprendentes y cautivadoras, si bien hay ámbitos que pueden caer en calificativos según los gustos, lo innegable es que asumen riesgos que exigen crear universos y que sin perder la esencia, sean diferentes a sus puestas en escena anteriores.

En su más reciente producción, No todas viven en Salem, apuesta a desarrollar líneas anecdóticas por medio de la creación de personajes y los objetos acompañan los relatos de manera discreta.

El texto es de Jimena Eme Vázquez. Mediante tres personajes plantea un espectro donde la rebeldía, la fuerza interna y la determinación posiciona a los personajes femeninos como entes de poder. Explora el concepto de “brujas” para evidenciar que el temor que acompaña el adjetivo no se alimenta por lo sobrenatural, sino por el conocimiento y el valor de las mujeres que son definidas así. La construcción de los personajes es sólida, sin embargo las líneas anecdóticas producen la sensación de premura, como si hubiera sido necesario eliminar fragmentos para ajustarse al tiempo de escena.

Gina Botello es la directora. Considerando no solo esta obra sino incluyendo las anteriores, puede plantearse que la fortaleza de Botello es en la creación de imágenes. Su dirección, que nunca olvida los elementos de temporalidad, es casi equivalente a lo que hace una pintora, como Remedios Varo o Leonora Carrington, dado que genera universos hipnóticos, posee una gran conciencia de la composición y cuida los detalles con minuciosidad. Los segmentos de No todas viven en Salem son como un carrusel de pinturas. Cada personaje tiene una atmósfera, un código rítmico, un elemento asombroso; la suma cautiva, produce la sensación de estar ante la magia. Su labor conduce a su reparto para que nada en escena llegue por azar o pura inspiración, sino por medio de un proceso riguroso que posibilita lo vivo de su escena.

No todas viven en Salem es un sortilegio escénico, quienes lo hacen posible (actrices, equipo creativo) exponen en su labor un gran compromiso que alimenta la puesta en escena de manera constante.

La obra se presenta en Teatro La Capilla, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Un comentario sobre “NO TODAS VIVEN EN SALEM: Un sortilegio escénico

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: