SÍGUENOS EN:


LA TORTUGA DE DARWIN: Un trabajo actoral de gran calidad



Foto: Miguel Díaz

Por Luis Santillán/¿Qué pasaría si existiera un ser privilegiado que ha atestiguado alguno de los acontecimientos más relevantes de la humanidad? Una posible respuesta está en la puesta en escena de La tortuga de Darwin de Juan Mayorga, bajo la dirección de Ginés Cruz.

Teatro UNAM hace una apuesta llevando a escena este texto publicado en 2008. Juan Mayorga es un excelente dramaturgo, hay varios textos que pueden ejemplificar tal aseveración, por eso causa expectación todo montaje, más allá de las variaciones posibles de su pluma.

En este texto plantea una primera parte donde la línea anecdótica se centra en una tortuga que evolucionó, ella quiere colaborar con un historiador a cambio de que éste le ayude a llegar a su lugar de origen. Ese acuerdo inicia de buena fe, el historiador tiene la oportunidad de develar los verdaderos sucesos que acompañan momentos decisivos para la historia del siglo XX. Al avanzar la puesta en escena los intereses del historiador se transforman, su esposa adquiere una función más activa y ponen en evidencia una ambición que va devorando las buenas voluntades. Al mismo tiempo surgen aspectos que exponen elementos que, o contradicen o enrarecen, la necesidad de la tortuga.

La primera parte se detiene en pasajes que exhiben el horror del devenir histórico, el aparente problema está en el poco desarrollo de la línea anecdótica, inicia un ir y venir entre la maldad del hombre y el envilecimiento del historiador. Lo que puede ser considerada la segunda parte adquiere vigor porque la necesidad de la tortuga se enfrente a los obstáculos, porque el personaje cambia de balance en aras de lograr su objetivo. La transformación que sufren los personajes femeninos también suma para que este bloque sea de mayor calidad.

Quien destaca de manera bastante grata es Paola Izquierdo. Los personajes que tiene le sirven para generar polos opuestos al inicio, pero conforme las situaciones se suscitan es perceptible la transformación que sufren cada uno, todo esto en un universo coherente donde la construcción requiere de una corporalidad, de un manejo de la voz que vuelva orgánico comportamientos que se construyen desde la desproporción

Izquierdo tiene una gran habilidad para provocar estados emotivos variables, mismo que generan bloques de comicidad; la experiencia que posee se ve reflejada en cada elemento de su trabajo, nunca la forma la domina, por el contrario todo el tiempo la está alimentando con lo que viven los personajes.

La tortuga de Darwin brinda la oportunidad de entrar en contacto con un texto de Mayorga bajo la promesa de que el trabajo de Paola Izquierdo provocará una experiencia satisfactoria.

Las funciones son en el Teatro Santa Catarina hasta el 8 de septiembre, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.









BANNER4_ALT






Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: