SÍGUENOS EN:


ÍTACA. BITÁCORA DE VIAJE: Un viaje entre grandes aciertos



Fotos: Tony Candil

Por Luis Santillán/Saúl Enríquez es un autor que tiene la capacidad de construir teatralidades y discursos en armonía con diversos equipos de trabajo, los resultados son en principio bastante estimulantes, porque ejemplifican rotundamente la cualidad central de un dramaturgo: construir un universo estructurado donde la voz de unos se refleja y se funde en el colectivo.

Área 51 y Tres Colectivo Escénico son un equipo de creación que proyecta la fuerza y destreza del teatro que hacen en Xalapa constantemente; la calidad de sus creaciones y la forma en que trabajan, misma que genera redes de creación que se extienden por todo el país, son las características principales que poseen.

Sumar cualidades como las descritas, genera grandes expectativas al saber que en la Ciudad de México se presenta una puesta en escena producto de la colaboración entre Enríquez y el colectivo. Los resultados sobrepasan las expectativas tanto por la calidad del material del autor, el trabajo de las actrices como por el fenómeno teatral que logran con Ítaca. Bitácora de viaje.

Enríquez tiene la habilidad para tomar un punto de partida (el poeta griego Constantino Cavafis) y generar un universo mítico con el material que las actrices le ofrecieron, los viajes se diversifican, los contratiempos dejan de ser seres ajenos para encarnarse en personas que conviven de manera directa con los distintos personajes.

Cuatro líneas anecdóticas inician el viaje, la estructura desarrolla cada una de ellas; pero también las expone a que corran con la suerte del naufragio y tres no lleguen al final, esa decisión queda en manos del público que irá seleccionando qué personaje deja la escena y coloca en puntos suspensivos su historia…

Una de las cosas impresionantes que hace Enríquez como autor es apropiarse de las voces de los personajes y surcar en los estilos de cada actriz, las palabras se sienten en todo momento propias, como si la mano de un externo jamás hubiera existido; pero a la vez mantiene el rigor para generar estructuras que contengan la fuerza del relato y le den variaciones rítmicas.

Karina Eguía, Daniela Abella, Patricia Estrada y, alternando funciones, Karina Meneses y Ana Lucía Ramírez son quienes crean en escena, la forma en que pasan del rapsoda (quien narra o comparte la historia) al personaje que encarna la acción es limpia, precisa, contundente. En ellas se aprecia la gran calidad del trabajo corporal y vocal, pero destaca la construcción emotiva, generan de manera constante, matizan y construyen con filigrana los ritmos tanto de los personajes como de los bloques.

Ítaca. Bitácora de viaje es una apuesta al convivio escénico desde lo más honesto de quienes crean la puesta en escena, los resultados se alejan de ser exhibicionismo emotivo para convertirse en una obra donde el público se reconoce, donde se intriga y compadece lo que ocurre en escena.

Ítaca es de esas obras imperdibles, cada hacer de quienes están involucrados es la muestra de un trabajo de gran calidad; es una puesta en escena que involucra de manera directa al público, pero quizá lo más importante es que genera un universo colosal que está a la altura de su punto de partida.

Las funciones son el Teatro Orientación hasta el 10 de febrero, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.










BANNER4_ALT








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: