SÍGUENOS EN:


INSTRUCCIONES PARA DESPERTAR: Una lección de vida



Por Omar Muñoz / Un evento traumático puede derivar en profundas reflexiones que acaben por revelar aquello que no es evidente a la vista, pero que puede transformar el sentido de nuestra vida. Instrucciones para despertar, es un monólogo de Marco Vieyra y Mauricio Foullon, que nos hace cuestionarnos la forma en la que se relacionan nuestro mundo interior y el exterior, como resultado de heridas que no siempre somos capaces de asimilar.

La producción de Bernardo Cárdenas, también dirigida por Marco Vieyra, cuenta con la actuación unipersonal de Mauricio Foullon en el papel de “H”. Y cuenta la historia de un hombre, como cualquiera, que con el paso de los años se enfrenta a decepciones amorosas, profesionales y familiares que lo llevan a tocar fondo. Sin embargo, “H” no es capaz de comprender el verdadero sentido de sus vivencias hasta que experimenta una situación de vida o muerte.

El espacio escénico está compuesto por dos plásticos transparentes delgados que ocupan casi todo el escenario, dos ventiladores de piso medianos de color claro, que junto con varias bolsas de plástico transparente y una barra de leds color blanco, sirven también como utilería. Aunque con cierta incomodidad, el actor manipula los diversos elementos escenográficos y de utilería para crear situaciones y espacios que se encuentran en la memoria de “H”, a la vez que establece comunicación directa con el espectador.

La propuesta lumínica es en algunos momentos monocromática, sobre todo en tonos de azul. Al principio de la obra, esta iluminación logra un ambiente etéreo, que resulta muy atractivo a la vista del espectador. Sin embargo, este diseño de luz resulta contraproducente cuando el actor está teniendo alguna acción o diálogo, ya que provoca que la escena carezca de volumen y que los gestos del actor sean poco legibles.

La musicalización y el vestuario plantean correctamente la personalidad y los diversos estados de ánimo del personaje. La dirección actoral de Marco Vieyra es coherente con el texto. Y a nivel de actuación, Mauricio Foullon hace un muy buen trabajo. Él solo es capaz de sostener una obra compleja y le da vida a un personaje fracturado con el que cualquiera se puede identificar.

Este texto es un cuestionamiento directo sobre aquello a lo que le damos importancia; sobre los apegos y complejos que cargamos como consecuencia de nuestra historia de vida. Con un mensaje de esperanza que siembra una semilla de transformación, Instrucciones para despertar, más que una obra de teatro, es una lección de vida.

Instrucciones para despertar se presenta todos los martes hasta el 26 de marzo, en el Foro 37 de la colonia Juárez. Consulta precios y horarios aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT




Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: