SÍGUENOS EN:


ENFERMOS DE AMOR: El amor tiene diferentes momentos



Fotos: Cortesía IQ Icunacury Acosta & Co.

Por Mariana Mijares/Podríamos definir la ‘enfermedad del amor’ como una combinación emocional, psicológica y física provocada por lo que nos genera otra persona; sea un sentimiento correspondido o no. Para otros, amar a alguien va de la mano con querer cimentar un presente y construir un futuro, y es que el amor tiene diferentes momentos, y etapas, como lo muestra Enfermos de Amor.

John Cariani, quien ya había hecho una aproximación a las relaciones de pareja en la hermosa Casi un Pueblo (Almost Maine), escribió ocho años después Enfermos de Amor (Love/Sick), en la que conocemos a distintos personajes a través de 10 breves historias con un hilo conductor: el amor.

El montaje en México cuenta con 18 personajes interpretados por un elenco multiestelar: Mónica Huarte, Alejandro de la Madrid, Eréndira Ibarra, Luis Arrieta, Adriana Louvier, Andrés Palacios, Esmeralda Pimentel y Nacho Tahhan y como cada uno memorizó diferentes personajes, la obra puede resultar una experiencia distinta de acuerdo con las combinaciones del reparto.

Las historias -de entre 8 y 12 minutos- suceden a la misma hora, en el mismo lugar: ‘una realidad suburbana alternativa’, que en realidad podría ser casi donde sea.

En la primera obra: Obsesivo/Impulsivo, conocemos a una mujer y a un hombre, quienes coinciden en un supermercado y al verse -sin más- corren a besarse. Ambos explican que padecen un desorden muy peculiar: son obsesivos impulsivos (no compulsivos).

Esta resulta una de las mejores historias por reflejar el sentimiento de emoción que implica conocer a alguien nuevo. Aunque aquí, en lugar de pasar por un tímido coqueteo, ambos no pueden evitar el ‘impulso’ de besarse; se han enamorado a primera vista. Esta primera parte, que también cierra el montaje, es muy bien interpretada por Mónica Huarte y Alejandro de la Madrid.

En otra obra, se explora una relación en una etapa muy distinta: un hombre, Roger, y una mujer, Jill, llevan años juntos, pero ahora todo parece tambalearse cuando ella, al cumplir 39 años, llega a la dolorosa conclusión de que no han tenido un hijo. Él parece no estar convencido de quererlo y en consecuencia, su futuro peligra.

Esta historia también es conmovedoramente interpretada por Huarte, quien tenía ya experiencia con un texto de Cariani (fue parte del reparto de Casi un Pueblo, en 2011). La también actriz de Constelaciones resulta un completo deleite que destaca además en la historia de ¿Dónde estaba? sobre una mujer que busca en el garaje algo muy peculiar: a sí misma.

A la par, Luis Arrieta, joven de impecable timing cómico que ha demostrado en montajes como Toc Toc, regala uno de los momentos más divertidos de la obra al dar vida a una botarga gigante que es contratada con la ‘penosa’ misión de cortar -mediante una serenata- la relación de una joven y su novio (quien evidentemente prefirió no darle la cara). Entre la incomodidad y la esperanza de un nuevo comienzo, este es otro de los mejores fragmentos de la obra.

En La Respuesta, una mujer se da cuenta, en el día de su boda, que en realidad nunca respondió a la propuesta de matrimonio de su prometido. Este fragmento nos hace reflexionar sobre el miedo al compromiso, porque a veces, para vivir el amor, hay barreras que deben superarse.

Con entrañables o divertidas historias y un elenco de ocho actores que alternan cada función, la propuesta de Enfermos de Amor que se presentará hasta finales de mes en La Teatrería, resulta un universo de posibilidades; y no sólo porque la experiencia cambia de acuerdo al reparto, sino porque cada persona del público puede reconocerse en las diferentes obras -o quizá en todas-, pues representan momentos específicos del amor.

Y es que a lo largo de nuestra vida, en algún punto, es difícil no sentirse ‘Enfermos de Amor’. Anhelar una relación pasada, reflexionar sobre la presente o decretar una futura. Porque las relaciones suelen tener algo en común: nos pueden hacer sentir ‘enfermos’, nos hace sudar, nos alteran, nos tumban. Pero también, nos regalan sensaciones maravillosas. Y aunque apenas estemos por ‘contagiarnos’, o ya estemos del todo ‘curados’, el amor es una enfermedad que vale la pena vivirse, en el teatro y en la vida.

Consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT




Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: