SÍGUENOS EN:


EN LA SOLEDAD DE LOS CAMPOS DE ALGODÓN: La perenne tentativa de la comunicación entre personas



Fotos: Roberto Sosa

Por Roberto Sosa/ Un desierto, un lugar en medio de la nada, un sitio que confronta  a dos seres humanos con ideologías distintas y distintos  credos: dealer y cliente. El dealer es todo y nada, puede ser comerciante, traficante, vendedor, repartidor, distribuidor, etc., el cliente es quien consume. En este sitio no se hace ninguna transacción, se confronta el pensamiento, el deseo, hastío, odio, coraje, desigualdad, educación…el nivel social.

De Bernard-Marie Koltès, la obra posee un texto denso y profundo, donde cada personaje hila su propio discurso; abstracto, indeterminado y recóndito. El negociante se cree superior, el comprador parece interesado. La narrativa de ambos pone en escena la perenne tentativa de la comunicación entre personas, rasgo que define la obra del dramaturgo francés.

Bernard-Marie Koltès (Metz, 1948 –París 1989) fue un dramaturgo, escritor y director de teatro, autor de obras como La noche justo antes de los bosques (1976), Combate de negros y de perros (1977) y quizá la más conocida Roberto Zucco, polémica por fundarse en hechos trágicos y reales. Sus textos han sido traducidos a más de treinta idiomas, es uno de los dramaturgos franceses más representados  en el mundo, un clásico del teatro francés contemporáneo. Murió en 1989 a los 41 años de edad, era portador del virus VIH.

En la soledad de los campos de algodón, cuenta con la adaptación  y dirección de David Olguín, sus obras decretan la actoralidad y ponderación del texto. La puesta en escena refleja el arduo trabajo realizado en la mesa de lectura con los dos actores. El director se apoya en el trabajo de ambos histriones  para trasladar al escenario todo el peso dramático del texto. Olguín es un creador cuya asignatura es y será hacer buen teatro, con esta obra lo demuestra una vez más.

Cuenta con la participación de Enrique Arreola y Manuel Domínguez, actores de reconocida trayectoria. Sobre las tablas protagonizan un duelo de actuaciones, un desafío que proyecta la disputa de dos personajes solo con palabras; diálogos que rebasan, y ponen a prueba su capacidad actoral. Aprenderse un texto de estas dimensiones es un reto enorme. Espléndido trabajo.

La escenografía e iluminación son de Gabriel Pascal, cómplice de “cabecera” de Olguín; junto a él ha realizado magníficos trabajos que detonan su creatividad y talento. En este montaje, el espacio donde se desarrolla la obra es reducido, complicado para montar una  escenografía por mínima que fuera, así que Pascal se enfoca más en la iluminación,  que acentúa los momentos oportunos del relato.

La historia se sitúa –según el texto original- en un solitario y sórdido callejón de alguna gran metrópoli. En este ámbito, ambos personajes dialogan y debaten, exponen ideas, deseos, soledad…pensamientos, sin embargo esto trasciende y la discusión se traslada a lo abstracto, lo indeterminado, fuera de contexto, luego entonces la disputa podría situarse en algún desierto, un lugar deshabitado…En la soledad de los campos de algodón.

La producción es de El Milagro, Cortejo Producciones y Eloy Hernández, con funciones en el Foro Bellescene hasta el 7 de julio, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:




Sigue a
Cartelera de Teatro en: