SÍGUENOS EN:


CARICIAS: Personajes rotos



Fotos: Francisco Bravo

Por Kerim Martínez/Desde hace varios años, nombres como Juan Mayorga, Paloma Pedrero, Alberto Conejero o Angélica Liddell cada vez son más frecuentes en las carteleras de la Ciudad de México. Al parecer los dramaturgos españoles contemporáneos han logrado cautivar a los creadores escénicos mexicanos que han dado una particular visión a sus palabras.

Morir o no morir, Mexicatas, Después de la lluvia o El tiempo de Planck son algunos títulos de Sergi Belbel que se han montado en el país. Actualmente se presenta Caricias en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque. Escrito hace casi tres décadas pero con una trama que sigue muy vigente, éste es uno de los textos más celebrados del autor.

La estructura de Caricias está conformada por diez cuadros y un epílogo. Cada uno de ellos podría funcionar como una historia aislada a manera de teatro breve pero al contar todas las microhistorias en un solo acto sin intermedio se consigue un efecto hipnótico y vouyerista en el espectador. En cada sección están presentes dos personajes y al concluir el cuadro, uno de ellos se enlaza al siguiente y así sucesivamente hasta cerrar el ciclo. En total, once personajes relatan momentos de sus vidas. El resultado es una interesante crítica a la sociedad actual.

Gabriel Figueroa Pacheco (Sr. Perro, Nuevas directrices para los tiempos de paz) dirige eficazmente la puesta, la dota de muchos detalles y da protagonismo a cada una de las escenas. Se nota mucho esmero en la dirección de actores y en la propuesta visual del espectáculo que cuenta únicamente con lo prescindible para que la historia suceda.

Figueroa busca crear un deleite visual en el espectador al colocar en todo momento a los intérpretes como si estuvieran inmersos en pinturas en movimiento, apoyados por una minuciosa iluminación (Kay Pérez) que logra crecer la acción dramática; con las luces las siluetas y expresiones de los actores se enfatizan en extremo en el marco de un escenario negro de grandes proporciones. El montaje cuenta con dos desnudos masculinos integrales que, lejos de estorbar o causar morbo, refuerzan la belleza de la puesta.

Todos los vestuarios (bajo el diseño de Brisa Alonso) son negros con detalles en rojo apagado. La confección hace que no los podamos ubicar en una época específica, las historias podrían suceder hace cuarenta años o en la actualidad. El fruto de esta apuesta es que la atención del público esté dirigida a la piel de los actores, a sus bocas, a sus ojos.

El montaje es interesante por donde se vea. Los cuadros de la tina y de los amantes homosexuales destacan por la delicadeza de su plástica; los de la pareja que sufre violencia física y las mujeres encerradas en un asilo resaltan por la calidad actoral; la historia del indigente enloquecido llama la atención por los diálogos tan crudos y directos.

Habría que apretar un poco el ritmo del montaje. Si bien, todos los actores viven al máximo sus personajes, en varios momentos se subrayan las pausas dramáticas a un grado que excede los límites de tempo interno de las secuencias, lo que dificulta que los intérpretes de las escenas finales retomen el compás después de casi dos horas. Durante los últimos diez minutos, la obra adquiere un tono fársico en el esfuerzo de los actores por reavivar la atención del público.

El reparto está conformado por Gabriela Orsen, Mauro Sánchez Navarro, Luis Maya, Adriana Olivera, Leticia Pedrajo, Teresa Rábago, Manuel Domínguez, Francisco Mena, Jaime Estrada, Jimena Montes de Oca y Anthon Morales.

En algún momento todo ser humano ha necesitado el abrazo de un familiar o quizás de un desconocido. ¿Por qué negarlo? ¿Es tan difícil que dos pieles se junten? Caricias en una de esas obras que llegan profundo, que duelen, que provocan la identificación y tal vez un pequeño malestar. Pareciera que la obra de Belbel sólo muestra personajes decadentes pero se podría considerar que el resultado final es esperanzador.

Las funciones son en el Teatro El Galeón del CCB hasta el 6 de octubre, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.






Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: