SÍGUENOS EN:


CAMILLE CLAUDEL: La luz como el soporte de una obra



Foto: Cortesía Yuriria Fanjul

Por Luis Santillán/ Camille Claudel… sin Rodin de Gaël Le Cornec y dirección de Diego Vázquez se presenta en el Teatro La Capilla. La construcción de texto parte de una serie de cartas, más que desarrollar una línea anecdótica, la estructura es de viñetas, las cuales permiten dar pinceladas sobre la vida de la escultora Camille Claudel.

En esta puesta en escena sobresale el trabajo de Patricia Gutiérrez Arriaga. Ella está a cargo del diseño de iluminación y su propuesta es el vehículo para que el discurso de la obra se construya. La forma en que cambia la temperatura del espacio ayuda a dimensionar los estados emotivos del personaje. El juego de sombras genera volúmenes que intensifican el diseño escenográfico, pero sobre todo generan un contenedor donde se vuelve visible lo que la autora trata de crear en la palabra.

Edyta Rzewuska propone un diseño de escenografía que se desborda más allá del escenario, apela a un espacio que evoca la materia de trabajo, que se dibuja como el espacio habitable del personaje.

Es una obra donde se puede apreciar con contundencia como hay un diálogo frontal entre el espacio y la luz, como las propuestas se retroalimentan para ofrecerle a la actriz un soporte y elementos que le ayuden a generar cargas emotivas.

La actriz es Yuriria Fanjul. Su desempeño tiene altibajos, sin embargo, los momentos más débiles no son en sí su responsabilidad dado que hay fallas graves en el texto y eso limita la sustentabilidad del personaje. Los mejores momentos de Fanjul es cuando el personaje le permite la fragilidad, lo cotidiano.

El trabajo de Fanjul demuestra que tiene las herramientas para, quizá, apostar más a construir el discurso de manera corporal, lograr una fusión más vinculante con el espacio propuesto. A la vez demuestra que su capacidad actoral es amplia, que el desarrollo de una partitura emotiva podría ser contundente y de mayor trascendencia.

La autora propone una voz que recrea pasajes, pero es débil en la construcción del personaje emisor; lo que más daña al texto es la nula capacidad para crear un oyente, de tal manera que las recreaciones se sienten falsas desde la raíz, si bien la actriz logra hacer orgánicos ciertos momentos de interacción con fantasmas, lo artificial en la construcción del texto ahoga la labor de Fanjul.

Camille Claudel es una posibilidad para conocer una visión fragmentada y un poco romanticista de una mujer que fue inspiración y una excepcional escultora.

La obra se presenta en La Capilla hasta el 17 de mayo, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.








BANNER4_ALT








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:



Sigue a
Cartelera de Teatro en: