aqui

Por Mariana Mijares y Fotos Cortesía Boneau, Bryan-Brown y The Broadway Collection/ Luego de que estrenara en Londres, donde acumuló 11 nominaciones a los Olivier, Harry Potter and the Cursed Child se trasladó a Broadway. Tras recibir 10 nominaciones al Tony, y a más de un año de abrir el telón, la obra escrita por Jack Thorne (basada en una historia original de J.K. Rowling, Jack Thorne y John Tiffany) sigue siendo un total éxito de ventas.

Más allá del fenómeno que ha representado la franquicia de Harry Potter, una saga que ha vendido millones de libros, boletos de cine, y entradas a los parques de diversiones, ¿qué hace que Harry Potter and the Cursed Child valga tanto la pena? Aquí, 8 razones para ver la obra que actualmente se presenta en el Lyric Theatre, de Nueva York.

Fotos Manuel Harlam/Cortesía Boneau

1) Es un viaje al pasado, y al futuro

Todos aquellos que leyeron los libros o vieron las películas de Harry Potter, saben que la historia concluye cuando Harry, Ginny, Hermione y Ron llevan a sus hijos a la plataforma 9 3/4 antes de que se vayan a Hogwarts. Justo ahí empieza Harry Potter and the Cursed Child, 19 años después de la derrota de Voldemort, cuando Harry y Ginny dejan a su hijo: Albus Severus Potter, en la estación de King’s Cross.

La obra resulta entonces un viaje al futuro de los personajes que conocimos de niños: Harry, Hermione y Ron, ahora como adultos, pero también con flashazos al pasado; a su infancia. Estos son posibles gracias a que Albus y su mejor amigo: Scorpuis (hijo de Draco Malfoy y Astoria Greengrass), se hacen de un Giratiempo (timeturner).

2) El trazo escénico y coreográfico resulta verdaderamente poético

Al ser una obra que involucra magia, el trazo de Steven Hoggett (Director de Movimiento) supervisado por el Director, John Tiffany, resulta uno de los valores principales del montaje; cómo los alumnos mueven sus capas, acomodan los muebles, cómo caminan, entran o salen del escenario… Todo es perfectamente coreografiado.

Fotos Manuel Harlam/Cortesía Boneau

3) La música eleva la experiencia

En las películas, las melodías de John Williams se volvieron parte fundamental de la esencia de Harry Potter; en teatro, la música ideada por Imogen Heap logra transportarnos a este nuevo universo.

Harry Potter and the Cursed Child tiene cuatro suites musicales; cada una representando los actos de las dos partes de la obra. Así, el soundtrack de Imogen Heap presenta cronológicamente la música que se escucha en la producción, y lleva a quien lo escuche a un viaje sonoro por el mundo de la obra.

4) Regresan personajes que extrañamos

No revelaremos cuáles para no dar spoilers, pero la obra dividida en dos partes permite revisitar algunos de los personajes más queridos, u odiados, de la saga, quienes acompañan a los nuevos personajes en esta nueva aventura.

5) Los efectos especiales dejan con la boca abierta

Siendo una obra sobre magos, obviamente parte de la expectativa de los espectadores sería ver ‘magia’, y gracias a un capacitado equipo supervisado por Jamie Harrison (encargado de las ilusiones y la magia) esta se vuelve una realidad. Te recomendamos poner especial atención a las varitas.

Fotos Manuel Harlam /Cortesía Boneau

6) Los dementores

Hablando de efectos especiales, otro de los momentos más sorprendentes de este montaje es ver a los dementores cobrar vida, realmente provocan escalofríos.

7) Se cuenta una historia entrañable

La obra se divide en dos partes para contar las aventuras de los hijos de Harry y Draco: Albus y Scorpius en su primer año en Hogwarts. Pero a la par, nos muestran las significativas relaciones entre los distintos grupos de amigos, y entre padres e hijos.

8) La obra es un total tributo

Para los seguidores de Harry Potter, ver este montaje será una experiencia totalmente memorable gracias a las referencias y guiños a los libros; pero sobre todo, porque hace que los personajes a los que les tenemos tanto cariño cobren vida frente a nuestros ojos; y además, rodeados de los mejores recursos y tecnología.

Verdaderamente Harry Potter and the Cursed Child resulta una experiencia mágica.

 

Tips para ver a obra

Para poder ver esta obra te damos algunos tips:

-Compra tus boletos con anticipación, suelen acabarse rápido

-Si quieres ahorrar, participa en la lotería Friday Forty en la que, si resultas ganador, pagarás sólo $40 dólares por ambas partes de la obra (Disponible en la App TodayTix)

-Para entender a la perfección la trama de Harry Potter and the Cursed Child puedes leer el libro. Si prefieres dejarte sorprender, sólo recomendamos que vuelvas a ver la cuarta película: Harry Potter y el cáliz de fuego, que es fundamental para entender mejor esta historia.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.