SÍGUENOS EN:


TEXEL/TEXAS: Un trabajo experimental



Foto Agencia Bien Chicles

Por Saúl Campos/El padre de Oscar se ha suicidado y ahora, junto a su madre, deberá ir hasta la frontera de Texas y Holanda a reclamar el cuerpo. En este mismo lugar se encuentran, el guardia de frontera y una mujer que parece caminar sin sentido en busca de su hogar. Estos personajes tratan de encontrar el punto de equilibrio para sus existencias en este límite, dónde muerte y vida coexisten, donde la realidad se difumina.

Texel/Texas de Jibbe Willems llega al Teatro Benito Juárez, con un elenco conformado por Mahalat Sanchez, Enrique Arreola, Olinda Larralde Ortiz, Roldán Ramírez y Ricardo Rodriguez, todos bajo la dirección de Gabriela Ochoa, en una puesta que sin duda es un reto al espectador, uno para entender lo que sucede en escena.

El texto de Willems mezcla diferentes narrativas de una forma bastante poética, tratando de ejemplificar la soledad humana a través de distintas aristas que se interseccionan ente sí, un universo dónde la soledad es parte de un ciclo que es capaz de romperse, dónde la muerte puede habitar la vida. Una metáfora que podría acercarse al espectador de una manera bastante fuerte, quizás sanadora en su contenido.

Sin embargo, el mensaje de Willems peca en la permisibilidad de lecturas que se le puede dar, su línea no se enfoca a un objetivo, sino que permite analizarlo y deconstruirlo, de ahí que la dirección de Ochoa lleve al texto hacia un lugar en cual cada discurso en cada actor obedece literalmente a un estilo distinto, a un tono por personaje, lo cual en vez de sumar y construir una idea del caos, clara al carecer de una ruta crítica definida, termina por lograr una torre de babel en la que sus personajes se hacen inconexos.

La trama de Texel/Texas no termina de entenderse del todo, a medida que el texto se ve interrumpido por viñetas oníricas de universos paralelos, que lejos de aportar un discurso a la narrativa, la tornan más bien confusa.

En medio de todo lo que sucede, la actuación de Ricardo Rodríguez se alza como un punto de referencia necesario para entender qué es lo que está contándonos la historia. Rodríguez toma el texto de Willem entendiendo cada metáfora y lanzándolo con una intención y tono acordes a su personaje, no a manera de declamación, lo cual no solo se agradece, sino que nos deja entender el universo al cual su rol pertenece.

La iluminación y vestuario de Mauricio Ascencio se encargan de terminar de moldear esta visión, dentro de un universo de luces frías con pocos destellos de calidez, en el cual los bloques de color con superficies lisas se rompen en contaste a texturas envejecidas y colores ocres en descomposición. Una batalla de universos que se encuentran frente a frente en la frontera que es la única capaz de reconocer sus diferencias.

Definitivamente Texel/Texas es teatro para un público demasiado específico, que gusta de metáforas alineales, historias cruzadas, propuestas de estética paralelas a la narrativa y expresionismo moderno, vaya, todos elementos que en el gremio teatral se aglomeran en el curioso término “Papaya cósmica”, un trabajo experimental que vale la pena apreciar por su estética y la labor de Ricardo Rodríguez en escena.

Para más información sobre esta obra aquí. 

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT









Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: