SÍGUENOS EN:


TE VERÉ EL AÑO QUE VIENE: El tiempo se detiene en aquella habitación



Por Roberto Sosa/Lo prometen después de pasar la noche juntos. Se conocieron en una posada cuando cenaban, Doris es ama de casa, George es contador. Ambos están felizmente casados y con hijos. La atracción física fundamenta su relación; el deseo sexual los atrapa, lo que sucede en esa cama es el motivo que los hace regresar el siguiente año, al mismo lugar y a la misma hora.

La cita es así por más de dos décadas, con los años su relación trasciende más allá del placer sexual; Doris conoce a través de George a su esposa Helen y a sus hijos; George sabe de Harry y los hijos que procreo con Doris. El tiempo en aquella habitación se agita año con año, en cada encuentro y queda suspendido cuando la pareja se despide con: Te veré el año que viene…

Same Time, Next Year (título original en inglés) de Bernard Slade es una hermosa comedia romántica estadounidense, fue llevada al cine en 1978 con las actuaciones de Alan Alda y Ellen Burstyn, bajo la dirección de Robert Mulligan. Durante el desarrollo, Slade hace referencia a los acontecimientos culturales y políticos que acontecen en el periodo de 1951 a 1977, lapso que perdura la relación de los protagonistas.

Antes del cine, la obra se estrenó con el título Una vez al año, en el Brooks Atkinson Theatre de Broadway el 14 de marzo de 1975, con las actuaciones de Ellen Burstyn y Charles Grodin y dirección de Gene Saks. Se presentó en otras temporadas por teatros de España y Venezuela. Por este trabajo Bernard Slade recibió el Premio Drama Desk y una nominación al Premio Tony.

La versión que ahora se presenta en México es con traducción de José Razo y Oz De La Ro; dirección de José Razo. El montaje se centra en los encuentros de Doris y George, el sitio -que podría ser claustrofóbico- donde se reúnen los amantes no cambia en más de dos décadas, está bien, así es en algunos sitios donde todo es igual a pesar de los años que han distado. Sin embargo el paso del tiempo en los personajes solo se nota en el vestuario. Ella lo acentúa con cambios de peluca.

Con el transcurrir del tiempo cambia la forma de hablar, de pararse -en el escenario-, las miradas, las acciones. Faltó más trabajo de maquillaje, que gradualmente los hicieran verse con más edad. El personaje masculino utiliza un bigote después del primer encuentro y hasta ahí. Cuando Doris aparece embarazada, no parece que estuviera encinta, sólo se nota un bulto bajo su vestido, nada más.

Las actuaciones son de Oz De La Ro y Jimena Merodio. Él posee una voz grave que es ideal para el teatro, su interpretación es buena, nada sobresaliente; ella no está en el mismo nivel, su actuación es igual en toda la obra, no transforma su personaje con el paso del tiempo, no lo proyecta. El montaje está bien producido y cuenta con un texto magnífico, no obstante carece de una buena dirección y buenas actuaciones.

Equipo creativo: escenografía e iluminación, Isaac Weisselberg; música original. Julián Torres Talayero; vestuario, Andrea Larios Padilla; maquillaje y peluquería, Irma Reynoso.

Las funciones son en La Teatrería, Tabasco #152 col Roma, consulta precios y horarios, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.










BANNER4_ALT








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Cartelera abajo 2

Sigue a
Cartelera de Teatro en: