SÍGUENOS EN:


SOLSTICIO DE INVIERNO: Una noche en donde nada debe salir mal



Fotos: Cortesía Ana Graham.

Por Roberto Sosa/Es el día más corto y la noche más larga del año. El edificio es de estilo europeo, está nevando, es la víspera de la Navidad. Bettina y Albert reciben una visita inesperada, es Corina, madre de Bettina. Más tarde llegará otro imprevisto convidado, Rudolph, él y Corina se conocieron en el tren que los transportó a la ciudad. Para Marie (hija de Albert y Bettina) la llegada de su abuela la hace feliz, sin embargo ella quiere un abuelo.

La historia se centra en un inmueble a escala, una maqueta con dos frentes, por un lado está la fachada, con un giro se transforma en una estancia, una pintura abstracta ocupa la única pared visible. Los protagonistas aparecen en la escena en miniatura y en tamaño real, según la cara del edificio que se muestra al espectador. La historia en su mayor parte es narrada; los histriones desdoblan sus actuaciones apoyados con las voces grabadas de los otros personajes.

De Roland Schimmelpfennig (El dragón dorado, El reino de los animales) Solsticio de invierno es una historia sobre la Navidad, alejada del estereotipo que nos induce a una época donde todo es amor y armonía. Los protagonistas de este relato se descubren con todos sus defectos y carencias. El inmueble y los personajes tienen rostros distintos que el espectador va descubriendo durante el desarrollo de la obra…en la Noche Buena.

Las actuaciones y dirección son de Ana Graham y Antonio Vega. Su labor se compagina con las interpretaciones y la conducción de la puesta en escena; el manejo de las miniaturas y la exigencia en las actuaciones. La decisión de contar la historia de esta forma y con estos elementos les da un buen resultado. El relato es con siete personajes, la mayoría interpretados por Ana y Antonio, extendiendo su personalidad.

Graham ya había trabajado en una obra de este autor (El dragón dorado, en 2011 bajo la dirección de Daniel Giménez Cacho) y Vega ya había experimentado con el teatro en miniatura (El síndrome Duchamp 2013, teatro El Milagro). El conocimiento del autor y la técnica esgrimida, reditúa en una puesta en escena interesante y excepcional.

La sensibilidad de la historia radica en el día que sucede; la Navidad es el pretexto para sentirse realmente feliz, una noche en donde nada debe salir mal, es el momento para llenar el corazón de buenos propósitos, sin embargo puede ser también el momento para dejar ver quienes somos en realidad. La noche es fría, afuera cae la nieve, dentro, una pintura abstracta, un recital de piano y las emociones los personajes, son el marco de Solsticio de invierno.

Por Piedad Teatro lleva a la escena esta historia que se debe contar en invierno, el momento es propicio, pocos días atrás celebrábamos la Navidad y el frío invernal aún se deja sentir; no tenemos la fortuna de ver caer la nieve, no obstante en el teatro todo es posible. Bien la temporada para esta puesta en escena, no me imagino ver una obra con este tema durante el verano.

El equipo creativo: traducción Ana Graham, Antonio Vega y Stefanie Weiss; escenografía e iluminación, Víctor Zapatero; diseño sonoro y música origina, Cristóbal Mayran y Emil Rzajev; vestuario, Ana Graham.

Fotos: Cortesía Ana Graham.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: