SÍGUENOS EN:


POP BITCH: Una historia de amor muy pop



Foto: Cortesía Producción

Por Luis Santillán/ Obed Galindo escribe Pop bitch, texto que desarrolla dos líneas centrales: aquella que sigue las acciones de “Pop”, los excesos y desventuras de quien vive el acoso de la fama y la inmediatez; y la de “Niño dorado” quien pretende salvar el destino de la humanidad; referentes de la cultura pop y juicios sobre el acontecer actual son lo que va uniendo las líneas.

El texto en un primer momento da la impresión de tener una estructura random, sin embargo, pasada la presentación adquiere un desarrollo más convencional. La escritura de Galindo tiene la frescura de quien arriesga en el tratamiento de los temas, en la creación de personajes, hay elementos que comienzan a ser característicos de su estilo (algunos pueden hallarse en God suicide –obra con la cual ganó el Quinto Concurso de Dramaturgia Joven 2017-) un tanto entre el desparpajo y la exploración de formas a partir de elementos de la cultura pop.

Lo que más destaca es la entrega del cuerpo actoral, ante un universo peculiar como el que propone Galindo, los actores crean personajes acordes al mismo, evitan caer en la caricatura y desarrollan el cliché para significar las propuestas como nuevos referentes. Si bien el trabajo de ellos es bueno, se requiere potenciar las líneas que definen a los personajes, da la impresión de que se está ante un primer acercamiento, en tanto lo que pueden llegar a construir.

Irazú Jarero hace una propuesta de vestuario atractiva, propone detalles muy provocativos, apela al reciclaje como base y en ese sentido establece un dialogo sólido con la propuesta del texto y de los elementos que se cuestionan.
El trabajo actoral es bueno, el diseño de vestuario es estimulante, la dramaturgia un tanto irreverente, sin embargo la puesta en escena no aprovecha del todo sus componentes; da la impresión de que ante la exploración, ante la posibilidad de radicalizar más la escena (así lo apunta el planteamiento del texto, la forma en que se tratan los temas, los elementos de vestuario) se lleva a una convención tradicional.

El ímpetu de Obed Galindo parece que se estrella ante una puesta en escena que resulta muy tradicional. No queda del todo claro dónde está la apuesta. Hay un equipo de trabajo que se percibe capaz de soportar una escena más insolente, más estimulante ante la creación de sus propios referentes, quizá solo requiere de tiempo este proyecto para que su fuerza estremezca al público.

Consulta precios y horarios de la obra, aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: