SÍGUENOS EN:


LOS MISERABLES: Sobre el destino que nos depara



Fotos: Cortesía Ocesa

Por Saúl Campos/ Hace 10 años México se emocionó por primera vez con el montaje oficial del llamado “Mejor musical de todos los tiempos”. Los Miserables llegó al entonces Centro Cultural Telmex 1, para cambiar no solo la página de cómo se hacían los musicales en nuestro país, la combinación entre historia música y narrativa cambiaron el libro por completo.

Ahora, tras su revival en Broadway y Londres, Los Miserables vuelve al Teatro Telcel para contarnos la historia ideada por Víctor Hugo y transformada al musical por Claude-Michel Schönberg y Alain Boubill. La historia de Jean Val- Jean, quien tras ser encarcelado por robar un pan y tratar de huir de la ley, es liberado bajo libertad condicional, para romper esta e iniciar una nueva vida, en medio de los cambios sociales.

Lo que sucede en esta nueva versión de la puesta, es simplemente una de las obras más increíbles que se han podido montar en nuestro país. Bajo la dirección de Laurence Connor y James Powell, la historia es revisitada a un plano lejos de la austeridad en cuanto a escenografía que volvió icónica a la primera versión, y lleva a sus personajes entre un juego de fondos proyectados y grandes referentes visuales que potencializan la escena al máximo sin sacrificar lo artístico por lo fastuoso.

Este montaje sabe conservar la intimidad con su espectador, y sus directores saben que justo en ello reside la clave del éxito, por lo que no dudan en llevar de la mano a su audiencia por una ruta emocional desgarradora que se entiende en gran parte de su elenco.

Nos enfrentamos una historia de seres humanos que han sido abatidos por la vida en más de una ocasión y que no tienen más remedio que seguir con la vida misma. Aquí, la sociedad se expresa como un órgano sumido en tragedia que deja un halo de esperanza ante el hecho de tener que sacrificar la vida misma para existir. Un canto de lucha y de entrega por un futuro mejor, un cuento desgarradoramente constante.

Sin duda, en primera instancia es raro toparse con una producción mexicana en la cual sus protagonistas principales son en gran parte extranjeros. Sin embargo, la magia sucede desde el segundo uno en que Daniel Diges, a cargo de Jean Val- Jean y Nando Pradho como Javert nos dejan ver una impactante evolución y nos entregan actuaciones e interpretaciones por demás fuera de lo común, en un ejercicio de entrega y pasión por el escenario que simplemente hace cimbrar a cualquiera.

A este dueto es necesario sumar la presencia de talento mexicano que sin duda complementa una experiencia inolvidable: Morena Valdés, a cargo de una Fantine sumamente franca, que roba la obra con tan solo dejarnos sentir en la vibración de su voz e interpretación física el dolor de no poder obtener una vida feliz y verse sumida en el abandono y la humillación.

Siguiendo con Michelle Rodríguez y Sergio Carranza, quienes simplemente derrochan un talento excepcional y gratamente sorpresivo como una pareja de Madame y Monsieur Thérnadier que logran el grado exacto entre lo adorable y lo repulsivo, siendo pieza vital de esta propuesta.

Pero sin duda, el gusto más grande se completa al ver a un Andrés Elvira, lograr llegar a un papel tan icónico en el mundo del musical como Enjorlas, en quien justo podemos ver la llama de la revolución arder en esperanza de salvar a una sociedad irracional de su deterioro. Elvira, junto a Valdés, son el caso perfecto de talentos mexicanos que deberían estar protagonizando muchas más propuestas en la cartelera y que sin duda sucederá gracias a este aparador en el que logran robar la escena, incluso a compañeros con roles más pesados (estructuralmente hablando).

Podríamos extendernos hablando y hablando de la maravilla de iluminación y de la poética es escenotécnica que logra cada cuadro, de la orquestación vibrante y del resto del elenco (comenzando por los increíbles niños en juego) como un reloj de maquinaria perfecta. Sin embargo, resta decir que esta es probablemente la mejor opción que tiene la cartelera mexicana para ofrecer, que no verla sería un error descomunal y que el mensaje de lucha por una vida mejor, sin importar los obstáculos que se deban superar o lo que depare Dios en el día siguiente, seguirá ferviente, mientras la gente cante la canción que reclama libertad.

Para más información y boletos de esta obra aquí

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Un comentario sobre “LOS MISERABLES: Sobre el destino que nos depara

  1. Si me gusta el teatro de comedia, pero no tanto como le gusta a mi esposa, espero ir a ver la obra de los miserables de Víctor Hugo que es otro genero distinto.

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.











BANNER4_ALT





Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Sigue a
Cartelera de Teatro en: