SÍGUENOS EN:


LOS CUENTOS DE LA CATRINA: sobre las tradiciones del Día de Muertos



Foto Cortesía Producción

Por Luis Santillán/ Los cuentos de la Catrina, bajo la dirección de Laura Luz, se presenta como una obra que resalta las tradiciones del Día de muertos. La estructura se construye a partir de pequeñas narraciones para después desarrollar una línea anecdótica donde adquieren relevancia los personajes planteados.

Emilio Rebollar, con el diseño de vestuario, y Aleja Velo y Raquel Saabe, con el diseño de títeres, ofrecen la mejor parte de la propuesta. Rebollar desarrolla todo el universo al que se apela en los personajes de “La Catrina” y “Teco”; en el primero concreta la imagen clásica y así hace énfasis en la tradición; con “Teco” la propuesta es más contundente porque hay una hibridación muy afortunada entre el animal y su forma antropomorfa, además puede desarrollar un universo mucho más particular.

Los títeres le dan un gran realce a la línea anecdótica, generan empatía, permiten ver hacia donde apunta la propuesta de dirección. En ellos tanto el ritmo como lo que acontece está muy bien construido.

Destacan la actuación de Miguel Conde y Vicky Araico. Conde vincula el relato con el público, en principio desde el ámbito de la narración y luego con el desarrollo del personaje “Teco”, Araico construye a “La Catrina” y logra darle la frescura necesaria para ser el soporte en la escena.

Los cuentos de la Catrina se enreda en su construcción, los bloques iniciales poco favorecen a la línea anecdótica donde el valor de la tradición es el eje, da la sensación de que en principio fue un espectáculo de narraciones y se ha ido extendiendo hasta la forma que tiene hoy en día. El libreto (así aparece el crédito en el programa de mano) es de Allan Poumián.

La propuesta se lee confusa, tanto en la estructura, en la dirección y en la forma con la cual se construye el universo. Las actuaciones están muy desequilibradas, por un lado los actores ya mencionados, por otro, en otro ritmo, en otra textura están Claudia Lizaldi y Adrian Pola; es perceptible que ellos podrían lograr más con sus personajes, sin embargo, por alguna razón quedan reducidos. Oddy Espinosa logra el mejor de los personajes con el
“Guardián” tanto por el manejo de voz como por la gracia que le otorga.

La pertinencia de la obra en estas fechas es un buen pretexto para acudir al teatro Milán y disfrutar del espíritu de Día de muertos y sus tradiciones.

Para más información de esta obra aquí.

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.










BANNER4_ALT








Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


Correo electrónico:


Cartelera abajo 2

Sigue a
Cartelera de Teatro en: