SÍGUENOS EN:


LOS 40, EL MUSICAL: Concierto teatral para pasarla bien



Foto por Kerim Martínez

Por Kerim Martínez/ Un musical de rocola es aquel donde la historia surge a partir de canciones que ya existían y que fueron éxitos en determinada época. En México, Mentiras, de José Manuel López Velarde es el que más ha trascendido y parece que llegó para quedarse porque el público sigue asistiendo y la productora se ha roto la cabeza por generar estrategias publicitarias que logran que incluso la gente que ya la vio repita la experiencia.

En febrero de 2018 se estrenó en el Foro Chapultepec Los 40 el musical con una dramaturgia del español Daniel Sánchez Arévalo, que cuenta con éxitos cinematográficos como Primos, Gordos y La gran familia española. El proyecto surgió en 2010 y se colocó como uno de los tres musicales más vistos en España. El director general de Televisa Radio, Nacho Reglero, hizo complicidad con Faisy (productor ejecutivo) para presentar una versión mexicana e integrar otros temas musicales que han sobresalido en la famosa lista de Los40.

La obra es un melodrama entonado en comedia. Su trama es sencilla: Joaquín, joven carismático locutor de un radioblog, está enamorado de Sara pero no se atreve a confesarle sus sentimientos pues ella es la novia de su hermano Mateo. Con esta historia se entrelazan dos subtramas más. La primera nos muestra la relación de Chema y Laura, una pareja que la gente ve como perfecta pero que en el fondo es rutinaria. Son conservadores y aún no han tenido relaciones sexuales; ella está dispuesta y ansiosa, él pone cualquier pretexto para evitarla, ¿qué esconde?

La segunda subtrama versa sobre unos mellizos totalmente opuestos, Alex y David, con la vida solucionada en el aspecto económico pero que anhelan un poco de cariño. Son hijos de Arturo, empresario millonario que se ha dedicado a viajar, ha sucumbido a los excesos y ha descuidado a su familia. Casi todos los personajes rondan los veintitantos años, pero gran parte del elenco se aleja bastante de este rango de edad. Afortunadamente el teatro y sus convenciones hacen que esto no cobre demasiada importancia. Sin embargo podría decirse que hay más empatía con un público entre los treinta y cuarenta años.

El montaje, a cargo de Ricardo Díaz (Rock of ages, La fábrica de Santa), es sencillo y no propone nada que no se haya visto en los escenarios mexicanos. Entretiene al público a lo largo de más de dos horas con canciones populares que van desde los noventa hasta la fecha. Algunas de éstas parecen introducidas con calzador y no aportan nada a la dramaturgia pero los espectadores se divierten al cantarlas.

El ritmo es ágil y gracias a la gran energía de los intérpretes, el público tiene la sensación de estar en un concierto y se conecta al cien por ciento. Se nota un buen nivel de producción aunque la escenografía (Cecilia Márquez) da la impresión de ser un set televisivo de programa de variedades: algo fría y con mero carácter utilitario. Sucede algo similar con los vestuarios, que si bien cuentan con numerosos cambios, resultan demasiado “impecables” y llevan a estereotipar a los personajes.

Actoralmente destaca Fran Meric (Amoratados, El tenorio cómico) como Sara. La actriz tiene una fuerte presencia escénica y se deja afectar con verosimilitud por lo que sucede en la historia: todo un acierto como protagonista. El hilo conductor está a cargo de Joaquín que, interpretado por Luha Duhart (Vaselina), resulta totalmente empático con el público y posee una voz que impacta, aunque habría que trabajar más los momentos climáticos de la obra donde el actor se fuerza para llegar a la emoción y da la impresión de ser más una escena telenovelera que teatral.

Faisy (El otro lado de la cama) construye un personaje caprichoso y manipulador, pero también simpático y capaz de reconocer sus errores. Se nota en todo momento que el locutor radiofónico disfruta estar arriba del escenario y esto se agradece. Rubén Branco (Si nos dejan, Scooby Doo) lleva la parte cómica de la obra al interpretar a David, un hombre neurótico incapaz de interactuar socialmente. Lleva su personaje al terreno de la farsa y su propuesta no estorba en ningún momento, al contrario es un respiro para digerir las situaciones comunes propuestas por el melodrama.

Gerardo González (Los locos Adams, La bella y la bestia) convence al interpretar a Arturo, el padre despreocupado que ve a sus hijos como roomies y no como familia. Es una pena que por las características de su personaje el actor cuente con las canciones más insípidas del montaje y no pueda explotarse como el artista completo que es. El reparto se complementa con Alberto Collado, Regina Vallejo y Melissa Galindo, una tercia que sobresale vocalmente.

Un acierto importante es el ensamble de baile, en todo momento muy coordinado, que se luce en cada número musical de la puesta y llena el escenario con vitalidad y talento. Las coreografías (Neisma Ávila) nos remotan a los bailarines que acompañaban a las estrellas musicales en el desaparecido Siempre en domingo, donde en ocasiones eran tan llamativas que robaban el foco a los mismo intérpretes.

Los 40 el musical está en su etapa final: ha logrado mantenerse en cartelera gracias a la infraestructura que respalda la propuesta y a un elenco entregado a dar lo mejor para el público. Es una opción más en la cartelera teatral de la Ciudad de México y demuestra que el teatro puede combinarse con cualquier otro medio, en este caso la radio, e incluso, salir victorioso.

Para boletos e información sobre esta obra aquí

No dejes de recibir en tu correo, Facebook o Twitter toda la información y los estrenos de las obras de teatro de la Ciudad de México.

Quizá esto te interese:



4 comentarios sobre “LOS 40, EL MUSICAL: Concierto teatral para pasarla bien

    • Hola, Yolanda! Gracias por contactarnos, de acuerdo a la información que tenemos la obra es apta para adolescentes y adultos, Saludos.

    • Hola, Daniel! Gracias por contactarnos, las promociones aquí mostradas sólo aplican al realizar la compra en nuestro sitio, Saludos.

Deja aquí tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada y no se te enviará nunca correo alguno, al menos que así expresamente lo solicites. El correo tiene fines de registro. Los campos necesarios están marcados *, el campo Web es totalmente opcional y puedes poner ahí la diección o tu página en Twitter, por ejemplo.







Boletín teatral

( Recibe cada semana en tu correo
la mejor información y
las obras de teatro de estreno )


DA CLICK AQUÍ




BANNER4_ALT





Sigue a
Cartelera de Teatro en: